fbpx

10 formas de aumentar la producción de colágeno

aumentar niveles colageno

Es posible que ya sepas todo lo que el colágeno hace por tu piel, y que sólo estés aquí para saber cómo aumentar la producción de esta proteína. Si es así, no dudes en pasar directamente a la lista.

Sin embargo, si acabas de oír hablar de esta molécula y no estás seguro de lo que es o lo que hace exactamente, aquí tienes un curso intensivo sobre el colágeno.

El colágeno es una proteína fibrosa que, junto con la elastina, constituye la matriz extracelular que proporciona fuerza y elasticidad a la dermis. Esta proteína también está presente en otros tejidos conectivos de todo el cuerpo, como los ligamentos, los tendones y los músculos.

Su función principal en la piel es proporcionarle estructura y permitirle estirarse y recuperarse. También ayuda a las células cutáneas a renovarse y repararse.

Desafortunadamente, a medida que envejecemos nuestro cuerpo comienza a producir menos cantidad de colágeno, y podemos ver los efectos de esto en la piel flácida o arrugada.

En la medida de lo posible, sin embargo, la mayoría de nosotros tomamos algunas medidas para preservar la flexibilidad de nuestra piel. Es inevitable que se pierda algo de colágeno, ya que aún no hemos encontrado la forma de detener el tiempo. Sin embargo, existen métodos para mitigar algunos de estos efectos adversos que conlleva el envejecimiento, y aumentar la producción de colágeno es la clave.

Así que por la salud, la felicidad y la belleza interior y exterior a cualquier edad. Ahora vamos con algunos pasos estratégicos para aumentar la producción de colágeno, para que tu piel sea la protagonista.

10 maneras de aumentar la producción de colágeno para la piel

1. Cosméticos ricos en colágeno hidrolizado

Si ya has probado los productos de Nezeni Cosmetics, no te sorprenderá que varios de sus cosméticos impulsen la producción de colágeno y mejoren el aspecto de la dermis. Toda la línea antiedad está repleta de ingredientes que han demostrado aumentar la elasticidad y hacer el cutis más firme y joven. Tanto con cremas como con serums, sentirás y verás la diferencia.

En concreto, la Crema Colágeno Nutritiva incluye entre sus activos el colágeno hidrolizado, una molécula de menor peso molecular de la proteína que permite que pase en las capas más internas de la piel. Estas moléculas aportan las herramientas  que nuestro organismo necesita para crear más colágeno natural, además de mejorar el estado de la epidermis, manteniéndola más hidratada y nutrida y suave.

Pero este activo no es el único presente en su fórmula única. El silicio orgánico resulta imprescindible en la creación de ácido hialurónico -del que hablaremos más adelante- y también para la existencia de fibras colágenas. Otro plus: le acompañan una amplia variedad de antioxidantes que, como veremos más adelante, mejoran el estado del colágeno.

crema colageno

2. Di «hola» al ácido hialurónico y «adiós» a las líneas de expresión

La gente suele pensar que los ácidos son un producto químico agresivo que puede quemar la dermis. Y aunque la palabra ácido puede tener varios significados, el ácido hialurónico es increíblemente bueno para la tez.

Como humectante, el ácido hialurónico es clave para mantener las células flexibles, y puede atraer la humedad para que la piel se vea y se sienta más hidratada y saludable.

Realmente, el ácido hialurónico es una molécula que produce el cuerpo de forma natural, pero al igual que el colágeno, su producción disminuye a medida que envejecemos. Por suerte, tenemos formas de reponerlo, ya sea ingiriéndolo o aplicándolo de forma tópica sobre la piel.

Puedes introducirlo en tu organismo a través de alimentos ricos en aminoácidos, como las hortalizas de raíz y las legumbres, mediante suplementos o en tu cuidado de la piel. Todo ello aumentará tus niveles en mayor o menos medida.

Y aquí está lo bueno, el aumento de tu ácido hialurónico puede aumentar la producción de colágeno también. En realidad son complementarios y trabajan juntos para que tu piel parezca más joven.

Nuestra Crema Antiage Intensiva infunde humedad en tu piel con una gran cantidad de ácido hialurónico, a la vez que combate los signos del paso del tiempo combinando Cobiolift, Tens’Up y Dragon’s Blood, tres super activos antiedad.

Y si me permites cantar las alabanzas de un producto más, nuestras Cápsulas Antiaging contienen ácido hialurónico y 3 potentes antioxidantes -Coenzima Q10, Resveratrol y Astaxantina- que aprovechan todas sus cualidades y esencialmente rellena las arrugas desde dentro estimulando la producción natural de colágeno y ácido hialurónico.

Una cosa más que hay que saber sobre el ácido hialurónico: dado que el sol acelera su descomposición, asegúrate de mantenerte a salvo y evitar los rayos UV. En otras palabras, no salgas a la calle sin protección solar y cúbrete con un sombrero siempre que puedas.

3. ¡Viva la vitamina C!

La vitamina C tiene una estrecha relación con el colágeno: es esencial para su síntesis. Trabaja con dos enzimas que dan fuerza y estabilizan la cantidad de ésta proteína entre las células, lo que conlleva efectos antienvejecimiento muy interesantes.

Tanto el consumo de vitamina C en los alimentos como su uso de forma tópica en una crema o serum han producido muchos beneficios para la salud dérmica.

Sin embargo, hay que tener cuidado, pues la vitamina C en los cosméticos puede tender a ser inestable y sensible a la luz, lo que significa que si decides usar un suero de este tipo, debes asegurarte de que esté en un recipiente opaco y que se almacene a la temperatura recomendada.

En este sentido, nuestro Serum Vitamina C es la versión ideal: con un derivado de vitamina C estable, un envase hermético y opaco, y acompañado de ácido hialurónico y aloe vera que complementan los efectos de la vitamina.

serum vitamina c nezeni

Además, es un antiinflamatorio que ha demostrado ser fotoprotector. Esto significa que combate el daño oxidativo y otros daños derivados de una exposición excesiva al sol. ¡Ojo! Esto no significa que proteja contra el daño solar. Para eso, todavía tienes que echar mano de el protector solar. ¿Una buena opción? Nuestro Gel Solar Facial SPF 50+.

4. ¿Antioxidantes? ¡Pro-colágeno!

La mayoría de nosotros ya hemos oído hablar de los antioxidantes, pero ¿qué son? Bueno, ayudan a proteger las células de la piel de los radicales libres, que son moléculas que dañan la dermis mediante la oxidación -o el robo de electrones de las membranas celulares-.

De todos modos, además de hacer ese trabajo, ciertos antioxidantes también aumentan la producción de colágeno y, como mínimo, ayudan a que la cantidad que tienes sea el mejor que puede ser, por decirlo en términos sencillos.

Puedes encontrar antioxidantes en alimentos y bebidas como el té verde, los arándanos, la albahaca y la canela, así que no te prives de ellos. Y por supuesto, muchos de nuestros productos están repletos de antioxidantes, uno de los más populares es la Mascarilla Facial Vitamina C de Nezeni, con una alta concentración de vitamina C, uno de los mejores antioxidantes que existen.

5. Descubre el Panax Ginseng

Lo conoces por su nombre más común: ginseng. Un dato curioso: panax significa «todo curativo», y una de esas propiedades curativas parece ser el aumento de la cantidad de colágeno en nuestro torrente sanguíneo.

Un estudio descubrió que el ginseng protegía el tejido conectivo de las células de la piel -llamadas fibroblastos-, lo que a su vez estimulaba la síntesis de esta proteína.

Por supuesto, cada estudio siempre advierte que se requiere investigación adicional antes de sacar demasiadas conclusiones, pero también hay muy poca posibilidad de efectos secundarios negativos en este caso, así que… ¿porqué no probarlo?

6. La gelatina es tu mejor amiga

La gelatina se deriva del colágeno; básicamente es su forma cocida que se convierte en un sólido de tipo gominola cuando se enfría. Están formados por combinaciones similares de aminoácidos, y ambos pueden mejorar la textura y el aspecto de la piel.

Hay estudios que sugieren que la gelatina puede aumentar la densidad del colágeno en la piel, así como los niveles de humedad. Ambas cosas, como hemos establecido, significan un cambio en la apariencia de la dermis, y es definitivamente un cambio para mejor.

Si alguna vez has hecho gelatina, sabes que es muy sencilla de hacer, está rica, y ahora sabes que puede marcar la diferencia.

También parece ayudar a la salud de las articulaciones, así como a mejorar el aspecto de tu cabello, ya que se ha demostrado que tiene un impacto positivo en el grosor del pelo.

7. Suplementos de colágeno

suplementos colageno

Por supuesto, tomar suplementos va a aumentar la cantidad de esta molécula. Sin embargo, no siempre es obvio que tomar suplementos logre los efectos deseados. Parece que los resultados difieren dependiendo de cómo se deriva y se entrega.

Como hemos señalado anteriormente, la gelatina y el colágeno están relacionados, y a veces los términos se utilizan indistintamente porque el colágeno es un componente principal de la gelatina.

Al principio era una moda inyectarse colágeno, hasta que cayó en desgracia -algunos tenían alergias o reacciones adversas-, pero ahora hay una creciente evidencia que apoya que los suplementos podrían ser lo mejor.

Un estudio demostró una notable mejora de las condiciones de la piel, como la elasticidad, la hidratación y la suavidad, en los participantes que recibieron hidrolizados de colágeno en comparación con los que recibieron un placebo.

Curiosamente, hubo dos grupos que recibieron suplementos, y los que recibieron el contenido más alto de péptidos de colágeno bioactivo se relacionaron con resultados aún más significativos.

Otros estudios muestran resultados igualmente prometedores, y parece que tomar estos suplementos podría estimular también la producción de elastina y fibrilina, que son proteínas que proporcionan apoyo y estructura adicionales a la dermis.

8. Alimenta tu piel

Esta es una idea muy sabrosa. Similar a la idea anterior, pero en lugar de suplementos, puedes comer algunos alimentos ricos en esta proteína. Pimientos, tomates, anacardos y legumbres: estos deberían ser algunos de tus alimentos favoritos.

Las legumbres contienen aminoácidos fundamentales para la síntesis de colágeno. Los anacardos contienen cobre y zinc, y se ha demostrado que ambos estimulan su producción.

Los pimientos, los tomates, las frutas tropicales y otros alimentos con alto contenido de vitamina C, como hemos comentado anteriormente, tienen beneficios útiles y saludables en lo que respecta al colágeno.

Existen algunas dudas sobre cómo se absorben los alimentos y los nutrientes y si los ácidos del estómago pueden descomponerlos de forma que no se traduzcan directamente en una mayor producción de colágeno.

Sin embargo, algunos estudios apoyan la idea de que una dieta saludable con alimentos ricos en la proteína conlleva beneficios como una tez más firme. Además, en este caso, ¡puedes comer deliciosos alimentos de cualquier manera!

Una forma más de alimentar tu piel es tomar aloe vera. Sí como lo has oído, una vez más esta planta mágica hace su aparición en nuestra lista. Todos sabemos que el aloe vera es único para calmar la dermis después de estar expuesto al sol, o tras una quemadura, además de hidratar la piel.

Y por si todo esto fuera poco, resulta que también puede ayudar a la producción de colágeno. La investigación ha demostrado que el consumo de un extracto de aloe -que se conocen como esteroles de aloe- tuvo un efecto positivo en la producción tanto de ácido hialurónico como de colágeno.

Los participantes que tomaron los esteroles de aloe mostraron aproximadamente un aumento del doble en la producción de la proteína, así como una disminución medible de las arrugas.

Esto, por supuesto, no significa que si nos bañamos en gel de aloe vera podamos ver los mismos resultados. La ingesta de esteroles de aloe tendrá un impacto diferente al de su aplicación en la cara.

Es mejor buscar el consejo de un profesional cuando se considera cualquier nuevo tratamiento o suplemento, así que pide a tu dermatólogo su opinión sobre el asunto.

aloe vera

9. Dale luz verde a la luz roja

Aunque todavía no hemos encontrado la fuente de la eterna juventud, si tenemos tratamientos que al menos nos ayudan a borrar algunos años de desgaste de nuestra tez cansada. Uno de esos tratamientos es la terapia con luz roja.

A diferencia del tratamiento con láser y de los peelings químicos, esta opción no causa ningún daño a la superficie de la piel. Esos enfoques se basan en la regeneración de nuevas células cutáneas que surgen después.

Con la terapia de luz roja, las longitudes de onda de la luz roja e infrarroja cercana estimulan las células para que sean capaces de convertir esa luz, así como el oxígeno y los nutrientes, en energía que nuestro cuerpo puede utilizar de forma más eficiente.

El aumento de la energía y la circulación permite a ciertas células -fibroblastos- crear más colágeno, y hay algunos estudios que apoyan estas afirmaciones. Como es de esperar, después de leer todo lo que se ha dicho hasta ahora sobre la proteína, se ha demostrado que este tratamiento mejora la firmeza de la piel y reduce el aspecto y la profundidad de las arrugas.

10. La vitamina A

El retinol y los retinoides tópicos son medicamentos basados en la vitamina A que se utilizaban originalmente para tratar el acné. Con el tiempo, los investigadores y dermatólogos descubrieron que también funcionaba para otras dolencias de la piel como la queratosis y la hiperpigmentación.

Dado que el retinol elimina las células muertas de la piel y acelera la muerte de las células superficiales, ayuda a facilitar el recambio y despeja el camino para las nuevas células cutáneas.

Esto revela una capa de piel más nueva y fresca y reduce el aspecto de las líneas de expresión si se utiliza con regularidad. Además, ralentiza la descomposición del colágeno. Incluso hay pruebas de que estimula nuevos vasos sanguíneos en la piel y, en las capas más profundas, aumenta la producción de la proteína.

Sin embargo, dado que acelera la renovación celular de la piel, puede causar irritación. Debes hablar con un dermatólogo antes de empezar cualquier tratamiento nuevo como este para que te recomiende una frecuencia, y te recuerde que debes usar protección solar, ya que aumenta las posibilidades de sufrir quemaduras.

Con todas estas opciones el colágeno está de vuelta en tu piel, ¡donde debe estar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Envíos Gratis por compras superiores a 70€

(Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.