Cómo usar el Retinol: Guía para principiantes

como usar retinol

El retinol es el ingrediente que más veces aparece en las conversaciones de belleza y cuidado de la piel. Considerado como un ingrediente milagroso contra el envejecimiento y el acné, el retinol es uno de los activos favoritos entre los dermatólogos, esteticistas y entusiastas del cuidado de la piel por igual.

Y aunque todo el mundo conoce sus beneficios y todo lo que puede hacer por la piel -si no es así te invitamos a que te pases por nuestro artículo donde lo explicamos en profundidad-, hay muchas dudas en torno a cómo usarlo.

Y es, precisamente, la forma de usarlo lo más importante tanto para que el activo funcione correctamente, como para que no tengas problemas de irritación o sequedad.

El retinol no es lo que se dice un tratamiento fácil de implementar. No es como una crema hidratante, hay que introducirlo de una manera concreta, aplicarlo en un momento determinado del día, evitar usarlos con varios activos y vigilar tu estilo de vida.

Sin embargo, todo ese esfuerzo realmente merece la pena. Con estas pautas y consejos te aseguramos que no te arrepentirás de incorporarlo a tu rutina de cuidado de la piel.

Cómo funciona el Retinol

El retinol es una forma de vitamina A que se encuentra con frecuencia en los productos de cuidado de la piel para reducir los signos del envejecimiento y tratar el acné.

Las investigaciones demuestran que puede ayudar a combatir las líneas de expresión, las arrugas, la rugosidad y la pigmentación, además de estimular la producción de colágeno y mejorar la renovación celular para conseguir un cutis más luminoso y suave.

Mientras que los ácidos exfoliantes actúan disolviendo las capas superficiales de la piel, provocando la producción de nuevas células de las capas más profundas para reemplazar las perdidas, el retinol se une a los receptores de las células de la piel, acelerando la producción de nuevas células hasta el punto de que la capa superior se desprende para revelar una tez más brillante y saludable.

Ahí radica la mayor ventaja del activo, y su mayor desventaja, ya que el desprendimiento de la epidermis suele conllevar una gran irritación. Por eso es tan importante asegurarse de utilizarlo correctamente….

Cómo usar el Retinol: Todo lo que deberías saber

¿Cuándo se debe empezar a utilizar?

Tenemos buenas noticias, y más buenas noticias. Nunca es demasiado pronto para empezar a usar el retinol. Se puede utilizar durante la adolescencia para ayudar con la producción de grasa y el acné, y se debe continuar durante la edad adulta por sus beneficios antienvejecimiento.

Sin embargo, los productos de retinol que utilices pueden cambiar según las necesidades de tu cutis. Por ejemplo, puedes empezar con un tratamiento retinoide de prescripción para el acné, y luego cambiar a una crema de retinol como nuestra Crema Antiarrugas Noche 50+ para las manchas de la edad, la rugosidad y las líneas de expresión.

crema antiarrugas noche 50+ nezeni

Y lo que es mejor, nunca es demasiado tarde para empezar a incorporarlo en tu rutina de cuidado de la piel.

Aunque muchas personas empiezan a incorporar el retinol en sus rutinas a los 30 años para prevenir el envejecimiento, no todo está perdido si lo empiezas a utilizar más tarde; de hecho, se puede decir que es el ingrediente más eficaz para tratar visiblemente las líneas de expresión, las arrugas y las manchas de la edad existentes.

Solo debes tener en cuenta que las mujeres embarazadas no deben usar ningún tipo de retintines.

¿Cuándo hay que aplicarlo?

La constancia es la clave para conseguir una tez bonita y fresca, pero lleva su tiempo. Aplícalo por la noche, antes de irte a la cama y siempre después de la limpieza.

Esto es debido a que el sol degrada el retinol y pierde su efecto, y además hace que tu cutis sea más sensible a la luz solar, y esté más predispuesta a las manchas, así que asegúrate de usarlo sólo por la noche.

Además, durante la noche, tu piel se regenera, así que es bueno darle los ingredientes regeneradores durante este tiempo para lograr una mejor regeneración.

forma aplicar retinol

¿Con qué frecuencia hay que usarlo?

El retinol es tan potente y eficaz que su aplicación requiere preparación y conocimiento. Si eres nuevo en el uso de retinoides o tu tez es reactiva y sensible -incluso si no lo es- puedes encontrar que tu cutis puede reaccionar cuando introduces el derivado de la vitamina A en tu rutina de cuidado de la piel.

Tendrás que retinizar tu piel, es decir, ir acostumbrándola poco a poco al activo.

Si estás empezando a añadir retinol a tu régimen de cuidado de la piel, intenta aplicar un producto de baja concentración -0,05-0,2%- solo una o dos veces a la semana. Aún así, es normal notar algo de descamación y enrojecimiento al principio. Pero cuanto más tiempo le des a tu cutis para que se acostumbre, menos reaccionará, dando paso a una nueva piel.

Cuando tu dermis se asiente, tú y el retinol estaréis listos para dar el siguiente paso en vuestra relación. Una vez que la irritación se calme, puedes pasar a una aplicación más frecuente, cada dos noches, por ejemplo.

El retinol puede llegar a aplicarse todas las noches, y a una concentración del 1% según se tolere. “Según se tolere” son las palabras clave: Las personas con pieles sensibles quizás no puedan pasar de dos veces por semana, mientras que las pieles más duras pueden utilizarlo días alternos, o incluso a diario.

Tienes que evaluar tu tolerancia. No pasa nada por hacer una pausa y volver a empezar si lo necesitas. Aunque la irritación y las pequeñas reacciones son normales, tu cara no debería estar dolorosamente caliente, agrietada o gritando que pares de alguna otra manera.

Si ves que vuelve a enrojecerse o a descamarse, reduce la frecuencia de aplicación o la concentración hasta que des con tu dosis ideal.

Cómo aplicar el retinol, paso a paso

La aplicación estratégica es una de las mejores maneras de introducir el retinol -o de probar un nuevo producto-. Aplica tu producto de retinol justo después de la limpieza, con la tez completamente seca.

Una cantidad del tamaño de un guisante servirá para todo el rostro y el cuello. ¿Y el contorno de ojos? Aunque antes no se recomendaba aplicarlo alrededor de los ojos, los expertos dicen ahora que puede funcionar igual de bien que en el resto de la cara, siempre que la piel lo tolere. Solo ten cuidado de no acercarlo demasiado a los ojos para no causar irritación.

Aplica el retinol en nueve puntos: tres en la frente, tres en el centro de la cara y las mejillas, y tres entre la mandíbula y la barbilla; después masajea suavemente.

Espera unos 15-20 minutos antes de aplicar cualquier otro producto de cuidado de la piel. A veces es necesario seguir el retinol con productos calmantes e hidratantes para contrarrestar cualquier irritación o ardor, pero debes esperar varios minutos antes de hacerlo.

Un truco para evitar la irritación de la tez es aplicarlo con el “método del sándwich”, que está pensado para minimizar los posibles efectos secundarios.

Limpia tu rostro como lo harías normalmente, y seca completamente. A continuación, aplica una fina capa de crema hidratante para hacer de almohadilla, seguida del producto de retinol. Termina con otra capa de crema hidratante para sellar todo.

El ‘pan’ de la crema hidratante tirará y empujará el retinol hacia la piel, y también ayuda a prevenir la sequedad. Puedes adoptar un proceso similar para tu rutina de ojos, combinando el producto de retinol con una crema hidratante para el contorno de los ojos.

No te preocupes por su efectividad, esta capa de crema hidratante no reduce la eficacia del retinol, simplemente ayuda a que se tolere mejor.

Por la mañana, ponte un protector solar de amplio espectro con FPS 30 o superior durante el día. Y si tu tez es especialmente clara o sensible, usa sombreros cuando comiences tu régimen para evitar exacerbar aún más el enrojecimiento y evitar las manchas.

retinol como usar

¿Con qué otros activos se puede aplicar?

Hay ciertos ingredientes para el cuidado de la piel que no van bien juntos. La vitamina C y el retinol es una de esas combinaciones.

Mientras que la vitamina C trata la hiperpigmentación y protege la piel de los daños causados por los radicales libres, el retinol forma colágeno, reduce los poros y mejora la textura. Dado que los ingredientes tienen propósitos diferentes se recomienda incluir ambos en la rutina antienvejecimiento junto con la protección solar, pero no al mismo tiempo.

Los serums de vitamina C protegen la tez del daño oxidativo de los radicales libres y funcionan mejor por la mañana. En cambio, los retinoides construyen colágeno y ayudan a reparar la piel, por lo que es mejor usarlos por la noche.

Otra razón para separar los dos ingredientes es que, si se utilizan a la vez, pueden irritar la piel sensible. Hay diferentes formas de vitamina C en los productos que pueden irritar la piel sensible -como el ácido L-absórbico-. Es mejor pecar de precavido y evitar usar ambos a la vez.

¿Cuánto tiempo tarda el retinol en hacer efecto?

El retinol no va a transformar tu piel de la noche a la mañana. Pero con el uso continuado, empezarás a ver una mejora en la textura, la luminosidad, los brotes y las líneas finas y arrugas.

Generalmente la sequedad y la irritación de los retinoides pueden durar de cuatro a seis semanas. Alrededor de ese tiempo también podemos empezar a ver alguna mejora en los brotes de acné leves. Sin embargo, normalmente se necesitan 12 o más semanas para ver cambios más significativos en la textura de la piel, la reducción de las arrugas, las mejoras en la pigmentación, el tamaño de los poros, etc.

Ha quedado claro que el retinol hay que usarlo con conocimiento y sabiendo cómo introducirlo. Si lo haces de esta forma, los efectos secundarios serán mínimos, y podrás disfrutar de todos sus beneficios si eres constante.

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: attcliente@nezeni.com.

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.