fbpx

Todas las claves para cuidar la piel madura

cuidado piel madura

Todas y cada una de nosotras llegaremos -si no lo hemos hecho ya- a esa etapa de la vida en la que todas nuestras experiencias a lo largo de los años empiezan a reflejarse en nuestra piel.

El envejecimiento es un proceso natural, después de todo, y no es exclusivo de un determinado grupo de personas. Lo que sí es único es nuestro tipo de tez, y el momento en que estos signos de envejecimiento empiezan a ser visibles varía de una persona a otra.

En lo que respecta al cuidado de la piel, hay varias cosas que podemos poner en práctica como hábitos diarios para asegurarnos de que estamos tratando a nuestro cutis lo mejor posible, y así poder retrasar el proceso de envejecimiento lo máximo posible.

Así que vamos a explorar todas las características de la piel madura, cómo podemos cambiar nuestros hábitos para prevenir los signos de envejecimiento, y la rutina de cuidado de la tez más efectiva para este tipo de tez.

Las características de la piel madura

En primer lugar, debemos establecer los síntomas y signos que caracterizan a la piel madura para no equivocarnos. Aquí están los más comunes:

  • Tez seca y deshidratada
  • Tono apagado e irregular
  • Hiperpigmentación y manchas oscuras
  • Surcos y arrugas profundas
  • Falta de firmeza y elasticidad
  • Líneas de expresión visibles

A medida que envejecemos, nuestra piel se vuelve más seca debido a la reducción de la actividad de las glándulas sebáceas. Además, el metabolismo de las células cambia y se vuelve más lento, lo que se refleja en la síntesis de colágeno y elastina.

Por ello, la cantidad de colágeno y elastina natural que produce nuestra piel también se ralentiza, lo que conlleva una pérdida de firmeza y la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Si estás en la veintena, puede que pienses que es demasiado pronto para empezar a preocuparte por poner en práctica una rutina de cuidado del cutis que haga frente a estos signos de envejecimiento.

Y aunque la piel madura se considera que es a partir de los 30-35 años, nunca es demasiado pronto para empezar a adquirir productos que ayuden a potenciar la producción de colágeno y a prevenir la formación de arrugas.

Estos productos no tienen que ser necesariamente antienvejecimiento, simplemente deben tener propiedades hidratantes y contener nutrientes saludables y esenciales que protejan el cutis.

La rutina de cuidado de la piel más eficaz para la piel madura

Si aún no has establecido una rutina de cuidado de la piel, es hora de empezar a hacerlo, pues es la mejor herramienta que tienes a su disposición para conseguir una piel sana y joven a largo plazo.

Una rutina facial adecuada no tiene por qué ser cara ni llevarte mucho tiempo, sólo tiene que adaptarse a tus necesidades personales e incluir cosméticos de buena calidad.

Aquí tienes un ejemplo que puedes seguir paso a paso:

Elige un limpiador no irritante

limpieza

El primer paso es limpiar el cutis con un limpiador suave e hidratante, como el Agua Micelar de Nezeni, que no solo limpiará e hidratará tu piel, sino que también eliminará los restos de maquillaje, la suciedad y las bacterias que se acumulan en la superficie.

Si te gusta maquillarte de forma habitual, eliminar todos los restos de maquillaje del rostro al final del día puede darte mucha pereza, pero es fundamental si quieres tener una piel sana.

Simplemente empapa un disco de algodón con el agua micelar y deslízalo suavemente por todo el rostro, todas las mañanas y todas las noches. No necesita aclarado, así que no tardarás mucho. ¡Y encima también funciona como un tónico!

Los serums pueden hacer maravillas en tu rostro

Aunque puedes pensar que el serum es un cosmético opcional en tu rutina diaria, lo cierto es que puede ayudarte mucho a retrasar el envejecimiento gracias a los múltiples beneficios que aporta.

Por ejemplo, nuestro Serum Antiage es único ayudando a tratar y prevenir las arrugas, pues cuenta con dos extractos naturales que ejercen un efecto lifting inmediato, además de ácido hialurónico, indispensable en cualquier serum.

Por otra parte, nuestro Serum Vitamina C es genial para mantener la hidratación, iluminar, igualar el tono y darle un chute de antioxidantes a la piel. Te ayudará en la renovación de las células cutáneas, además de proporcionarte ese brillo saludable.

serum nezeni
Puedes utilizarlos en solitario, o combinarlos. Por ejemplo, utiliza el de Vitamina C por la mañana para contrarrestar los radicales libres que se acumulan durante el día, y el Antiage por la noche para potenciar sus beneficios mientras la piel se regenera durante el sueño.

Aplícalo siempre después de la limpieza, y antes de la crema y el contorno de ojos. Coge una pequeña cantidad y repártela por todo el rostro con un suave movimiento circular. Su textura liviana se absorberá en pocos segundos.

Incluye un contorno de ojos

La zona de debajo de los ojos no recibe tanta atención como el resto de la cara. Es lógico que este descuido empiece a pasar factura a la delicada piel, ya sea en forma de bolsas y ojeras, arrugas o sequedad general.

La piel del contorno de los ojos es más fina y se mueve mucho, sobre todo cuando hacemos movimientos como parpadear, sonreír o llorar. Además, a menudo tenemos la costumbre de frotarnos los ojos inconscientemente o de ser demasiado bruscas al desmaquillamos.

Por eso es imprescindible utilizar una crema de ojos a diario, y cuanto antes empieces a utilizarla, mejor. Un producto suave como el Contorno de Ojos de Nezeni te ayudará a hidratar, drenar la hinchazón, prevenir y tratar las líneas de expresión y arrugas, pues está formulado con ingredientes naturales muy beneficiosos.

Aplica la crema dos veces al día con regularidad, justo antes de la crema hidratante, y empezarás a notar una gran mejora en unos meses.

La hidratación es imprescindible

aplicar hidratación

A estas alturas ya sabes lo importante que es elegir una crema hidratante para la piel madura. Las funciones de una buena crema hidratante deben ser multifacéticas: debe proteger, hidratar y nutrir la piel con minerales y antioxidantes al mismo tiempo.

Es bastante difícil conseguir todo eso en un solo producto, pero nuestra Crema Colágeno consigue todo eso, y además fomenta la producción de colágeno natural, una proteína de lo más importante para prevenir el envejecimiento.

Usa protector solar a diario

Los daños causados por el sol son otra cosa de la que debes cuidarte. Puede provocar la aparición de manchas solares y adelantar la aparición de arrugas y líneas de expresión. Es seguro concluir que, en lo que respecta a la tez, el sol no es tu amigo.

Elige un producto como nuestro Gel Solar Facial, que tiene un FPS 50+, además de protección UVA y UVB y aplícalo cada mañana antes de salir de casa, aunque esté nublado.

Para que funcione eficazmente, la aplicación del protector solar debe ser el último paso de tu rutina matutina de cuidado de la piel. Si te maquillas habitualmente, puedes hacerlo justo después de aplicar la protección solar.

Prueba un tratamiento contra las arrugas

crema antiage nezeni

Los tratamientos cosméticos más específicos pueden hacer maravillas con tus arrugas profundas, sobre todo si son de calidad. En este sentido, la Crema Antiage Intensiva es uno de nuestros productos estrella precisamente por sus buenos resultados tratando las arrugas ya instaladas.

Cuenta con un par de extractos naturales con efecto lifting, ácido hialurónico, vitamina E y Dragon’s Blood, una potente fórmula que reduce la profundidad de las arrugas hasta en un 55%. Y puedes utilizarlo en combinación con el resto de productos para potenciar los resultados.

Aplica un protector labial

Los labios tampoco deben descuidarse. Si quieres mantener ese aspecto relleno y sonrosado a largo plazo, asegúrate de aplicarte un bálsamo labial suavizante e hidratante todos los días, especialmente antes de acostarte.

Lo ideal es que cuente también con protección solar como el Stick Labial SPF 15+ para proteger los labios de los daños del sol, y mantenerlos en buen estado por más tiempo.

Hábitos que pueden tener un efecto negativo en tu piel

Ahora que ya conoces los pasos adecuados de tu rutina de cuidado de la piel, es hora de profundizar y examinar todos los factores del estilo de vida que pueden tener un efecto negativo en tu cutis, e incluso causar signos de envejecimiento prematuros.

Recuerda que estos consejos no sólo te harán sentir mejor, sino que también son una parte indispensable de cualquier régimen de cuidado de la piel. No importa cuántos productos te pongas sobre el rostro, si no cuidas el interior, ninguno de los productos funcionará.

La genética desempeña un papel importante en este sentido, pero no es el único factor que debemos tener en cuenta. Seguro que hay gente que puede lavarse la cara simplemente con agua todos los días y no tener arrugas durante décadas, pero las que no tenemos esa suerte debemos prestar mucha atención a lo que le hacemos a nuestro cuerpo.

Sé constante con la hidratación

Ya hemos hablado de lo importante que es una crema hidratante eficaz para preservar el aspecto juvenil del rostro, pero no olvidemos que hay que hidratar también del cuello hacia abajo. El cuello y las manos son los primeros lugares en los que se pueden ver los signos del envejecimiento, así que asegúrate de no descuidarlos.

Deja de fumar y de consumir alcohol

Tanto el tabaco como el consumo excesivo de alcohol pueden envejecer prematuramente tu piel, pues son muy secantes y aportan una gran cantidad de toxinas. Si quieres mantenerla fresca y sana, piensa en dejar estos malos hábitos.

Duerme lo suficiente

Dormir cura y repara la piel y permite el funcionamiento normal del cuerpo. Al fin y al cabo, si no duermes lo suficiente, ¿cómo vas a tener energía para todos estos otros hábitos antienvejecimiento y para una rutina regular de cuidado de la piel?

Por algo se llama sueño reparador. Asegúrese de dormir al menos siete horas seguidas cada noche.

Haz ejercicio regular todas las semanas

La investigación dicen que el ejercicio regular crea sustancias que ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel. Además, los ejercicios mejoran el flujo sanguíneo hacia el rostro, lo que significa que más nutrientes y oxígeno llegarán a tu cutis. La sudoración despeja los poros, lo que sin duda puede ayudar si sufres de alguna congestión.

Controla tus niveles de estrés

El estrés hace que tu cuerpo se vuelva más sensible y más reactivo, lo que significa que cualquier problema de la piel que estés sufriendo tardará más en curarse de lo normal.

Si tienes una piel con tendencia al acné, es probable que el aumento de los niveles de estrés también te provoque brotes debido al incremento de la hormona del estrés llamada cortisol.

El estrés también puede agravar problemas de la piel como la rosácea y el eczema. Hacer ejercicio, leer, meditar y escribir son una buena forma de relajarte y ayudar a que la piel se cure sola.

Incluye en tu dieta alimentos que combatan las arrugas

La forma en que comemos afecta a nuestro aspecto. Y la piel no es una excepción. Llevar una dieta rica en alimentos integrales y no procesados y muchas frutas y verduras es lo mejor.

Hay alimentos específicos a los que puedes recurrir si quieres obtener un beneficio adicional contra el envejecimiento. Algunos de los mejores alimentos antienvejecimiento son el brócoli, la papaya, el aguacate, las nueces, los frutos rojos, las naranjas y las verduras de hoja verde.

Cargados de vitaminas y minerales, estas opciones te harán brillar desde dentro hacia fuera. No sólo te verás mejor, sino que también te sentirás mejor.

Si tienes una piel madura, ahora sabes cómo cuidarla. Con una rutina facial adecuada y paciencia, podemos mejorar nuestro cutis en gran medida. Además, nuestras elecciones de estilo de vida desempeñan un papel igualmente importante a la hora de sacar el máximo partido a nuestra tez y preservar su aspecto juvenil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Envíos Gratis por compras superiores a 70€

(Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.