fbpx

Ácido Hialurónico: Qué es, beneficios y cómo incorporarlo a tu rutina facial

acido hialuronico

El ácido hialurónico se ha convertido en un activo omnipresente en los cosméticos. Cremas, serums, contornos de ojos, mascarillas… todo el mundo alaba los beneficios de este compuesto mágico.

Hidrata la piel, haciéndola sentir más joven, más suave y más elástica, sin riesgo alguno. ¿Demasiado bueno para ser verdad? ¿Es simplemente un truco publicitario? Pues bien, hemos decidido comprobarlo por nosotros mismos, y este es el resultado: bienvenidos a nuestra guía definitiva del ácido hialurónico.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Puede que su nombre te suene un poco intimidante. ¿Un ácido? ¿Qué tipo de ácido es, y por qué alguien estaría dispuesto a ponerse ácido en la cara? ¡Tranquila! La parte de «ácido» es en realidad un término erróneo: el ingrediente tiene un valor de pH neutro y se produce de forma natural en nuestro cuerpo.

Su principal función en el organismo es unirse a las moléculas de agua y actuar como una especie de lubricante. Se encuentra en el interior de nuestros globos oculares, así como entre nuestras articulaciones, pero también en la estructura de nuestra piel.

Ahí, el ácido hialurónico actúa como un pegamento, conectando las moléculas de colágeno y agua y manteniéndolas unidas. El colágeno, al ser uno de los componentes básicos de nuestra piel, desempeña un papel principal en su elasticidad y apariencia.

Al combinarlo con el agua, actúa como un potente agente de hidratación natural, haciendo que la tez no sólo tenga un aspecto fresco, sino que también se sienta jugosa al tacto. Todo esto hace que el ácido hialurónico sea uno de los mejores hidratantes «naturales».

El ácido hialurónico natural que crea nuestro cuerpo se une también a las moléculas de agua de la piel, dándole una elasticidad y una tersura inigualables.

Se estima que una persona adulta de unos 70 kilos de peso tiene unos 15 gramos de ésta molécula en su cuerpo. Un tercio de esta cantidad se recicla cada día, algo que a veces crea la necesidad de añadirlo de forma externa.

Todo esto propicia que el ácido hialurónico sea hoy en día el ingrediente principal de muchos productos para el cuidado de la piel. Se encuentra en todo tipo de cosméticos, desde cremas hidratantes, hasta serums y mascarillas.

acido hialuronico

¿Por qué necesitamos más ácido hialurónico?

Buena pregunta, ¿verdad? ¿Por qué necesitaríamos todos esos productos que presumen de su alto contenido en ácido hialurónico, cuando nuestro cuerpo lo puede fabricar por sí mismo? Bueno, hay una trampa.

A medida que envejecemos, nuestro cuerpo pierde gradualmente su eficacia y funcionalidad, lo que se traduce también en pérdidas de ácido hialurónico. Esto hace que nuestra piel se vuelva menos fresca, menos flexible, más vulnerable, más arrugada.

Pero esto no sólo afecta a las personas mayores. Además, hay que tener en cuenta que los factores externos también tienen un efecto nocivo en nuestra piel. Puede que no lo veamos ni lo notemos, pero toda esa expansión y contracción que sufre nuestra dermis debido a las diferencias de temperatura le inflige grietas microscópicas.

¿Y adivina qué hacen estas grietas? Hacen que las moléculas de agua se evaporen, o que se congelen y revienten, provocando ese enrojecimiento invernal que ves en tu piel cuando sales a la calle.

Estos procesos obstaculizan la capacidad natural de nuestro cuerpo para unir las moléculas de agua dentro de la piel con el fin de garantizar una frescura y elasticidad óptimas. El colágeno se destruye, el ácido hialurónico se recicla y no puede seguir el ritmo de todo el daño que sufre la piel. ¿La solución?

Los potentes efectos hidratantes de los productos con ácido hialurónico. Añadido atrapará todas esas moléculas de agua sueltas que flotan por ahí y, básicamente, resucitará tu piel.

Entonces ¿Hay que usar ácido hialurónico en la rutina de cuidado de la piel?

Sí, por supuesto. Además, puedes -y debes- usar ácido hialurónico independientemente de tu tipo de piel, porque es beneficioso y seguro para todos los cutis.

Es una de las pocas sustancias en la industria del cuidado de la piel que no causa ninguna alergia o irritación. Lo cual tiene sentido si se tiene en cuenta que, después de todo, es una sustancia que nuestro cuerpo produce de forma natural, ¿verdad?

Sin embargo, para curarnos en salud, siempre vale la pena probar cualquier producto o ingrediente antes de utilizarlo. Para asegurarte de que no te causará irritaciones, alergias o daños, puedes realizar una prueba en una parte no visible de la piel.

Si no experimentas ningún efecto secundario, entonces genial, siéntete libre de bañarte en esta sustancia. Sin embargo, si lo hace, debes dejar de usarlo inmediatamente.

En este punto, hay que decir que no todo el mundo verá los mismos beneficios al aplicar el ácido hialurónico sobre su piel.

Las personas con tez seca y deshidratada son las que, lógicamente, verán las mayores mejoras. Estas pieles son las que han sufrido una mayor cantidad de daños, por lo que tiene sentido que los beneficios sean más perceptibles en su caso.

Además, las pieles maduras encontrarán el hialurónico especialmente útil. Esto se debe a que su cutis no está tan hidratado y elástico como el de los más jóvenes, por lo que les vendrá bien un aporte extra para recuperar la humedad perdida, y así lucir una tez más fresca y elástica.

Pero esto no significa que no puedas aprovechar las propiedades del ácido hialurónico si no te encuentras en ninguna de esas dos categorías. Las personas con piel normal o grasa, o incluso con cutis sensibles o mixtos, también encontrarán útil el ácido hialurónico. Les aportará la suavidad y el brillo adicionales que tanto desean.

Al fin y al cabo, nuestro cuerpo recicla al menos el 30% de nuestro ácido hialurónico cada día y, dependiendo de la dieta o estilo de vida, los niveles pueden variar. Y los jóvenes también pueden beneficiarse de él, ya que les ocurre lo mismo.

Formas de utilizar el ácido hialurónico

Básicamente, las dos formas más efectivas de poner ese extra de ácido hialurónico en nuestra piel es de forma tópica mediante un cosmético, y de forma invasiva, con la ayuda de una aguja bajo la piel. Esto es todo lo que tienes que saber de las dos formas.

Cosméticos

cosmeticos acido hialuronico

 

Es la manera más conveniente y económica de beneficiarte del ácido hialurónico. Simplemente abre la tapa, aprieta, coge un poco de producto con los dedos y aplícalo sobre la piel. ¡Así de fácil!

Pero ¿qué tipo de productos funcionan mejor? ¿Qué hay que buscar en la etiqueta? Bueno, se pueden encontrar básicamente dos tipos de ácido hialurónico en los productos para el cuidado de la piel:

  1. El reticulado, con una mayor densidad y rigidez, cuyos efectos son más duraderos.
  2. El no reticulado, más ligero e inestable, y más perecedero.

Ácido hialurónico y peso molecular

Cuando se trata de la eficacia del ácido hialurónico en la piel, todo se reduce al peso molecular en el que se encuentra en la fórmula. Cuanto más ligero sea el peso, más pequeñas serán las moléculas y mejor -y más profundo- podrán penetrar en las capas más profundas de la dermis.

Puede sonar como la mejor opción, sin embargo, no hay que limitarse a los productos de bajo peso molecular, sino a una combinación de varios pesos moleculares.

¿Por qué? Porque nuestra piel no es idéntica en todas las áreas. Las moléculas de ácido hialurónico más pequeñas funcionan bien en algunas zonas, pero otras tienen huecos microscópicos más grandes, por lo que también necesitarás algunas moléculas más pesadas.

Así que, en resumen, una combinación de ácido hialurónico de bajo y alto peso molecular maximizará su eficacia.

Ácido hialurónico vs. hialuronato de sodio

Vale, el peso molecular está entendido. ¿Pero hay algo más? Sí, lo hay. Además de buscar la optimización de los efectos del ácido hialurónico asegurándote de que viene en varias masas moleculares, también debes estar atenta al hialuronato de sodio -indicado como Sodium Hyaluronate-.

El hialuronato de sodio es un tipo de sal que está hecha de ácido hialurónico. Lo bueno es que tiene exactamente los mismos beneficios de este, con el añadido de que se absorbe más fácilmente. Al igual que el ácido hialurónico propiamente dicho, esta sal es completamente segura.

Por lo tanto, si realmente quieres llenar tu dermis de ácido hialurónico, asegúrate de que los productos que utilizas contienen hialuronato sódico. Por supuesto, deben estar en diferentes pesos moleculares para llegar a todas las áreas.

Por suerte para ti, la gran mayoría de nuestros productos Nezeni Cosmetics cuentan con ácido hialurónico en forma de hialuronato de sodio, y en varios pesos moleculares. Esto -entre otras cosas- hace que sean tan eficaces y ofrezcan resultados en muy poco tiempo.

Nuestra Crema Antiage Intensiva contiene una alta concentración de este potente agente hidratante, que además de humectar la tez, rellena las arrugas desde dentro, y actúa como vehículo de otros activos para que lleguen a las capas más profundas de la piel.

cosmeticos nezeni

También lo vas a encontrar en nuestro Serum Antiage, en el Serum Vitamina C, y en el Contorno de Ojos Antiage, en alto y bajo peso molecular, acompañado de un activo precursor endógeno de hialurónico, más rápido y más eficaz, que mantiene sus beneficios a largo plazo.

Rellenos inyectables

Más arriba, dejamos caer la pista de que el ácido hialurónico también puede administrarse de forma invasiva. Es decir, en la aplicación de rellenos dérmicos inyectables. Sin embargo, esto no suena tan bien para muchas personas que prefieren no sufrir para estar guapas.

Se inyecta bajo la piel, donde, una vez administrado, se une al agua del tejido circundante. Esto ayuda a que la superficie de la piel y el tejido que se encuentra debajo se alise, ya que esta molécula ayuda a reconstruir el tejido y la estructura cutánea. En efecto, esto tensa cualquier zona arrugada o flácida de la piel, lo que hace que la piel tenga un aspecto más joven.

Sin embargo, no sólo se utilizan para eliminar las zonas planas de la piel. Otras aplicaciones de los rellenos incluyen el alisado de las líneas de marioneta -esos surcos que van desde las comisuras de la boca hacia abajo a lo largo de la barbilla-, y los pliegues nasolabiales -la línea entre las comisuras superiores de la boca hasta las comisuras exteriores de la nariz-.

rellenos acido hialuronico

Además, los rellenos inyectables pueden utilizarse para aumentar las mejillas, las zonas bajo los ojos, los labios e incluso el dorso de las manos.

Pero hay que tener cuidado y elegir únicamente rellenos aprobados. Además, no todos son iguales. Aunque la composición general sigue siendo la misma, es decir, ácido hialurónico, la función que se pretende dar a cada relleno supone importantes diferencias estructurales.

El peso molecular, así como la forma en que se unen las moléculas de ácido hialurónico, afectan a la densidad del gel y a su capacidad de elevación. Algunos son más rígidos y pesados, pero retienen más agua. En cambio, otros tienen una estructura más blanda y flexible, y son más adecuados para tratar rasgos presentes en la superficie de la piel.

La buena noticia es que el ácido hialurónico es completamente reversible. A veces las cosas salen mal, y el relleno puede bloquear vasos sanguíneos importantes, comprimir terminaciones nerviosas, o simplemente dejar mal aspecto. En cualquier caso, se pueden revertir fácilmente.

Tu piel merece disfrutar de los muchos beneficios de esta molécula. Es una de las sustancias más eficaces y, al mismo tiempo, más inofensivas que se utilizan ampliamente en la industria del cuidado de la piel. Esto hace que su reputación sea bien merecida, a pesar de sus competidores.

Por eso, complementar nuestra producción natural con los cosméticos de Nezeni ricos en ácido hialurónico puede ser de gran ayuda. Son adecuados para todo tipo de pieles, aunque las pieles secas y maduras son las que más lo necesitan.

¿Quién necesita filtros de Instagram cuando tienes ácido hialurónico?

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: attcliente@nezeni.com.

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Envíos Gratis por compras superiores a 70€

(Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.