Cómo hidratar el pelo: la guía definitiva

hidratar pelo

Mantener el pelo nutrido e hidratado es una de las partes más importantes de su cuidado, imprescindible para evitar la opacidad, la rotura, la sequedad y daños mayores. Cuando el pelo está hidratado, los rizos parecen más elásticos, las hebras parecen más brillantes, la salud del cuero cabelludo es mejor y el cabello en general es más fuerte.

Dada la cantidad de beneficios que puedes esperar de mantener el cabello hidratado, puede que tengas curiosidad por saber cuáles son las mejores y más efectivas formas de hacerlo. No te preocupes; hemos reunido los mejores consejos sobre cómo mantener el cabello acondicionado e hidratado. ¡Todo lo que funciona!

Cuáles son las causas del cabello seco

Hay varias razones por las que puedes tener una melena seca y pajiza, y vale la pena evaluar cada una de ellas para poder tratarlas mejor.

  • Tipo de cabello. Las cabelleras rizadas y onduladas tienden a ser más secas por naturaleza, ya que la grasa del cuero cabelludo tarda más en bajar y cubrir la hebra. Sin este mecanismo natural de hidratación, el pelo está menos protegido y es más vulnerable a los daños, las roturas y la pérdida de agua. 
  • Daño por calor. Una de las cosas que más reseca el pelo es el peinado regular con calor. El calor elimina el agua y los nutrientes del pelo y rompe los enlaces de nuestras hebras, haciéndolas más susceptibles de romperse con el tiempo.
  • Daño químico. En la misma línea, el daño químico -como los tintes y permanentes- altera la cutícula de tu cabello, por lo que éste es menos capaz de retener el agua.
  • Daños ambientales. El aire seco, el sol, la contaminación, etc., pueden hacer que el pelo parezca más seco, ya sea de forma temporal o por una exposición crónica.
  • Algunos productos agresivos. Los champús con detergentes agresivos despojan al cabello de sus aceites naturales y abren la cutícula.

Cómo hidratar el pelo y prevenir la sequedad

Opta por las mejores mascarillas

Para conseguir una hidratación extra, añade una mascarilla semanal o más a menudo, según tus necesidades. Estas suelen ser más ricas que los acondicionadores, contienen más ingredientes activos -y por lo tanto también cuestan más-, pero una vez que sientas tus hebras después de usarlas, entenderás por qué.

Nuestra Mascarilla Reparadora Capilar es un tratamiento intensivo de hidratación y nutrición que repara los cabellos dañados y secos. Su fórmula natural combina aceite de macadamia, agua de arándano rojo, glicerina, vitamina E y un completo condicionante que regeneran las fibras dañadas y recubren las hebras de la humedad necesaria para su protección y nutrición.

mascarilla capilar nezeni

Utilízalo una vez a la semana en lugar del acondicionador, como tratamiento capilar reforzado. Sin embargo, si tienes el pelo seco o dañado, puedes utilizarlo como tu acondicionador a tiempo completo. También puedes aplicar la mascarilla sobre el pelo totalmente seco, dejándolo reposar durante 30 minutos antes de lavarlo con champú.

En cuanto a la aplicación en el mechón, hay que seguir las mismas reglas que con el acondicionador: omitir las raíces si son más grasas, aplicar en todo el mechón si está en el lado más seco.

Prescinde de los sulfatos

Es una máxima de la belleza limpia y natural -y también de Nezeni-: los champús y mascarillas sin sulfatos.

Los sulfatos, que incluyen el lauril sulfato de sodio (SLS) -sodium lauryl sulfate- y el lauril éter sulfato de sodio (SLES) -sodium laureth sulfate-, son tensioactivos que le dan su acción espumosa a los champús tradicionales.

Sin embargo, eliminan en gran medida los aceites naturales del cuero cabelludo, pueden alterar su delicado microbioma, desencadenar afecciones cutáneas como la dermatitis y contribuir al encrespamiento, y la decoloración del tinte.

Por eso es tan importante y necesario eliminarlos de tu rutina capilar. Cuando cambies a champús sin sulfatos, ten en cuenta que no tendrás la misma cantidad de espuma -así que prepárate para una experiencia sensorial diferente-. Y además, la formación de espuma no es un indicio de eficacia.

Utiliza champús con emolientes

Además de evitar los sulfatos, debes buscar champús con emolientes naturales para desterrar la sequedad. Busca aceites botánicos, extractos de frutas naturales y aceites y mantecas.

Si no eres de las que leen la etiqueta de los ingredientes, sólo busca los champús que se comercializan para “alisar” o “evitar el encrespamiento”, ya que suelen estar repletos de hidratantes naturales.

Prueba un tratamiento antes del champú

Los tratamientos previos al champú son productos muy apreciados por los expertos, en los que aplicas una crema o un aceite hidratante sobre tu cabello antes de lavarlo.

La idea es que te apliques el producto durante unos 30 minutos antes de ducharte, dejando que los agentes acondicionadores se asienten en las hebras, para que puedan absorber mejor los nutrientes. Algunos de los más populares y eficientes son el aceite de ricino, el aceite de coco y el aceite de argán.

tratamiento hidratar cabello

Aplica un tratamiento de aceite caliente

Los tratamientos con aceite caliente son una tradición popular, probada en el tiempo y utilizada en muchísimas culturas. Es un método de cuidado del cabello en el que se utiliza aceite ligeramente calentado para recubrir y reparar el pelo seco.

Tradicionalmente, se trata de un tratamiento casero -aunque algunos salones lo ofrecen-, y suele ser mejor para cabellos muy secos y gruesos.

El aceite se calienta porque se cree que ayuda a abrir la cutícula y permite que los activos penetren más profundamente. La idea del calor es que rompe los enlaces y ayuda a recubrirlo mejor. Y aunque no hay datos que demuestren su eficacia, se lleva haciendo durante mucho tiempo y no se ha visto que genere o produzca ningún efecto negativo o daño.

El tratamiento en la práctica varía bastante: No existe un método definitivo en el que todos los usuarios estén de acuerdo, por lo que acabarás viendo un montón de recomendaciones diferentes por ahí.

Apóyate en tu acondicionador

Los acondicionadores hacen justo lo que su nombre indica: Acondicionan las hebras. Este tipo de producto hidratará tu cabello y lo ayudará a estar menos encrespado, ya que su propósito es también alisar las cutículas y añadir suavidad. Es como el suavizante que añades a tu ropa después de lavarla.

Debe aplicarse sobre el cabello recién lavado con champú. ¿Cómo funcionan? Mientras que el champú elimina la suciedad y la acumulación en el cuero cabelludo, los residuos de productos de las hebras y abren la cutícula, los nutrientes del acondicionador penetran en el tallo, ayudan a fijar la cutícula y sellar la hebra para aumentar el brillo y reducir el encrespamiento.

Si tienes las raíces grasas, sólo deberás aplicarlo de la mitad de la melena hacia abajo. Después de dejarlo reposar unos instantes, puedes aclararlo con agua tibia. 

Ajusta tu régimen de lavado

como hidratar cabello

¿Con qué frecuencia debes lavarte el pelo? Bueno, tanto los expertos como los usuarios difieren en sus opiniones porque no hay una fórmula exacta que funcione para todos, todo el tiempo.

En realidad, todo se reduce a la educación: conocer los factores que intervienen en la salud del cuero cabelludo y del pelo y, a partir de ahí, ajustar el régimen. Una de las formas en que puedes ver que tu rutina de lavado no está funcionando es con el cabello seco.

El exceso de champú o el uso de un producto demasiado agresivo puede provocar sequedad en el cuero cabelludo y la melena. Un cuero cabelludo seco suele sentirse tenso, con picazón y puede presentar pequeñas escamas secas.

Si sospechas que este es tu problema, deja de usar el champú. Empieza por saltarte un día de lavado a la semana durante unas semanas, y luego sáltate otro; hazlo hasta que tu cuero cabelludo se sienta menos irritado y tus aceites naturales estén equilibrados.

Evita las siliconas

Las siliconas son una clase de compuestos que añaden deslizamiento y una textura sedosa a los productos para el cuidado del pelo y la piel. Las siliconas son oclusivas por naturaleza: su función principal es crear una barrera física en la piel y el cabello que sea resistente al agua y al aire.

Son el relleno extra que ayuda a que un producto se sienta más lujoso. Se utilizan en el cuidado del cabello porque son baratas, eficaces y hacen que el pelo parezca más brillante, más suave y sin encrespamiento.

Sin embargo, las siliconas son hidrofóbicas, es decir, repelen el agua. Lo hacen por naturaleza, y es la razón por la que, en teoría, son estupendas para reducir el encrespamiento -el encrespamiento se debe a que la humedad levanta la cutícula del pelo, lo que da lugar a una textura deshilachada e hinchada-.

Pero cuando se lava el pelo, estas siliconas se adhieren al cabello y no se eliminan fácilmente, ya que repelen el agua en lugar de disolverse en ella.

Por lo tanto, si utilizas un acondicionador sin aclarado con siliconas y luego vas a lavarlo con un champú que contiene siliconas, y después lo acondicionas con siliconas, es probable que esa rutina provoque una gran acumulación de siliconas en el cuero cabelludo y en el cabello.

Así que, aunque estos productos individuales contengan ingredientes buenos para el pelo, es posible que esos nutrientes no puedan penetrar en el tallo debido a la capa de silicona oclusiva que lo impide. Con el tiempo, esto aumentará la sequedad.

Prueba los acondicionadores sin aclarado

La función de estos acondicionadores es reforzar la cutícula con una capa protectora y añadir humedad adicional al córtex, permitiendo que el pelo siga creciendo sin romperse. Un acondicionador sin aclarado se utiliza después de lavar el pelo para reponer y mantener la hidratación.

Son útiles para controlar el encrespamiento, desenredar las hebras y mantener los rizos suaves y sueltos. Estos acondicionadores suelen ser lociones, cremas o líquidos ligeros. Los sprays sin aclarado también son eficaces; son fáciles de aplicar en las puntas que necesitan un cuidado y protección especiales para conservar la longitud.

Estos productos que no requieren aclarado deben aplicarse sobre el pelo húmedo después de la ducha para ayudar a retener el agua. Cuando lo apliques, utiliza una cantidad del tamaño de una moneda de diez céntimos, caliéntala en las palmas de las manos y luego distribúyela por todo el pelo de manera uniforme, sección por sección -añadiendo más producto en las palmas de las manos según sea necesario-. 

Omite las herramientas calientes, o al menos no las uses todos los días

consejos hidratar pelo

No es de extrañar que las herramientas calientes, especialmente cuando se usan a altas temperaturas, provoquen que las hebras se sequen -el trabajo de un secador es literalmente secar el cabello, ¿no?-. Pero no solo causa sequedad, sino que daña el tallo del cabello.

El calor puede reestructurar el peinado rompiendo los enlaces de hidrógeno; aunque ese proceso nos da los rizos o los mechones lisos que queremos, hacerlo a diario puede ser bastante perjudicial a largo plazo.

Un estudio incluso descubrió que el peinado diario con calor puede causar una rotura y aspereza significativas, lo que parece un poco contradictorio para aquellos que constantemente pasan una plancha por su pelo para suavizar la textura.

Los expertos están de acuerdo, dar a nuestra melena y a nuestro cuero cabelludo tiempo para restablecerse y descansar aumenta el aspecto y la salud en general.

Sella la humedad con aceites

Los aceites tienen propiedades oclusivas naturales. Un recordatorio: Los ingredientes oclusivos son los que crean una barrera gruesa e impenetrable alrededor de tu cabello.

En el mundo natural, se trata de ceras como la candelilla, la carnauba y la palma, la cera de abeja o la lanolina -los ejemplos “tradicionales” incluyen las siliconas y el aceite mineral-. También son muchos tipos de aceites, como el de jojoba o el de oliva.

Dado que actúan como barrera de retención de agua, también actúan como barrera contra las fuerzas externas: Por eso deben ser el último paso de tu rutina. Después de que te pongas un oclusivo, todo lo que se ponga encima no lo atravesará.

Mezcla algunos ingredientes naturales

La buena noticia es que no tienes que recurrir a costosos tratamientos comprados en tiendas: algunos de los mejores tratamientos capilares son los que puedes hacer directamente en tu cocina, aquí tienes unas cuantas ideas:

  • Huevo. Utiliza el huevo entero para acondicionar tu cabello. Si tienes el pelo seco o quebradizo, utiliza las claras de huevo para hidratarlo. Utiliza ½ taza de cualquier mezcla de huevo -clara o huevo entero- y aplícala sobre el cabello limpio y húmedo. Déjalo durante 20 minutos y aclara con agua fría.
  • Vinagre de manzana. Para conseguir una melena con más movimiento, aplica una mezcla de agua tibia y vinagre de manzana después de aclarar el champú. Acláralo bien después de 5 minutos para eliminar el olor a vinagre de manzana.
  • Miel y aceite de oliva. Haz una mezcla de ½ taza de miel, 1-2 cucharadas de aceite de oliva y 1-2 cucharadas de yema de huevo, y aplícala en medios y puntas durante 20 minutos. Después aclara con agua tibia. Este tratamiento ayudará a reponer los enlaces de proteínas de queratina dañados por el sol.
  • Cerveza. Vierte un poco de cerveza en tu pelo húmedo. Distribuye uniformemente y masajea el cuero cabelludo con los dedos durante 20 minutos. Después acláralo bien para eliminar el olor a cerveza. Realiza este procedimiento una vez a la semana para conseguir una melena lisa.

Evita el agua caliente

Evita las duchas de agua caliente, porque el agua caliente hace que tu cabello se reseque y se vuelva quebradizo, ya que elimina los aceites protectores del cuero cabelludo. Por lo tanto, elige una temperatura que sea sólo un poco más cálida que tu temperatura corporal.

Conseguir un pelo suave e hidratado es totalmente posible, sólo hace falta un poco más de cariño y atención. Ya conoces los mejores consejos disponibles, ahora solo tienes que ponerlos en práctica y verás brillar tu melena.

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: attcliente@nezeni.com.

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Envíos Gratis* por compras superiores a 70€

(*Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.