fbpx

Mascarilla facial: Beneficios, cuándo y cómo usarlas

mascarilla facial

Todos tenemos algo en nuestro cutis que no nos gusta y queremos mejorar, ya sean arrugas, hiperpigmentación, acné, sequedad, manchas irregulares, o exceso de sebo. Pero, ¿y si te dijera que hay un cosmético que puede solucionar todos estos problemas?

Sí, me refiero a la mascarilla facial. Este cosmético tienen mucho que aportar a tu piel, y puede traerte muchos beneficios si escoges bien.

Existen muchas mascarillas diferentes, lo que hace más difícil elegir la que mejor funciona en nuestra piel. ¡Queremos ayudarte! Vamos a solucionar todas tus dudas y preguntas sobre las mascarillas faciales, y a recomendarte el mejor producto.

Si hace tiempo que quieres adentrarte en el mundo de las mascarillas, pero nunca has sabido por dónde empezar y qué productos probar, la mascarilla Vitamina C de Nezeni es la indicada para ti. ¿Por qué? Ahora te lo contamos.

Beneficios de las mascarillas faciales – Lo que realmente hacen

Vamos a explorar los beneficios que aportan las mascarillas con su uso regular. Esperamos que esto te anime e inspire a probarlas.

Proporciona una limpieza profunda

Todos sabemos lo útiles que son los limpiadores faciales, ¿verdad? Los usamos todos los días para deshacernos de todo el polvo, las bacterias y la grasa que se ha ido acumulando en nuestra tez durante todo el día.

Además, si te maquillas habitualmente, es una buena manera de eliminar los restos de maquillaje que pueden obstruir tus poros.

Sin embargo, las mascarillas amplían este método de limpieza profunda y te proporcionan una limpieza a fondo que extrae todas las impurezas problemáticas que abordan múltiples capas de la piel y no sólo la superior.

Si alguna vez has sentido que eres demasiado dura con tu piel o que usas demasiados productos a la vez, prueba una mascarilla facial detoxificante y verás cómo tu tez te lo agradece.

Es perfecta para desobstruir los poros

Cuando los poros se obstruyen, la grasa, las bacterias que causan el acné y la suciedad quedan atrapadas en su interior, lo que provoca un brote. Esto, a la larga, provoca congestión, espinillas y acné.

Lo que nos lleva a la pregunta: ¿Cómo podemos proteger nuestra piel para que esto no ocurra? El uso de una mascarilla facial con regularidad hará que no tengas que pasar por nada de esto.

Lo que hará es mantener tu cutis y tus poros limpios, previniendo cualquier problema cutáneo.

Te mima y te relaja

¿Sabías que las mascarillas pueden ayudarte a relajarte y a reducir tus niveles de estrés? Se trata de todo el proceso en sí, no sólo del aspecto de tu piel una vez que has terminado con ellas.

Una vez que no te centres únicamente en los resultados, empezarás a notar lo mágica que es toda la rutina.

Piénsalo: ya estás dedicando una parte de tu tiempo a ti mismo, así que ¿por qué no hacerlo bien? Enciende un par de velas, prepara un baño caliente, pon un par de gotas de esencias de baño relajantes en su interior y prepárate para disfrutar a otro nivel.

Ofrece resultados instantáneos

¿Eres fan de la gratificación instantánea? Entonces, ¡seguro que te encantará esto! Las mascarillas faciales, a diferencia de la mayoría de los productos para el cuidado de la piel que existen, realmente te dan resultados instantáneos y cambian tu tez de una manera visible.

Si tienes un evento importante próximamente, o si simplemente no te gusta el aspecto apagado que tiene tu piel últimamente, ponte una mascarilla y prepárate para ver los cambios en poco tiempo.

Ayuda a estimular el colágeno y la elastina

mascarilla nezeni

La mascarilla de Nezeni, al tener Vitamina C, consigue lo que otras no hacen, potenciar el incremento de la producción natural de colágeno y elastina, dos de los compuestos más importantes de la dermis.

Y gracias a esta vitamina, en poco tiempo conseguirás ver los resultados: una piel más firme, tersa y con el óptimo tono. Esto es beneficioso para cualquier tipo de cutis, y para cualquier rango de edad, porque nunca es tarde para prevenir, ni para curar.

Diferentes tipos de mascarillas

En crema

Este es uno de los tipos más comunes y uno de los mejores para todos los tipos de cutis. Como su nombre indica, tiene una textura rica, aterciopelada y cremosa.

Solo tienes que poner una generosa capa en todo tu rostro, cuello y escote, y dejarla actuar aproximadamente 20 minutos. Después hay que retirarlas completamente con agua o un paño de muselina.

En gel

Son muy similares a las de crema, pero éstas tienen una textura geloide muy peculiar que deja la piel con una sensación de limpieza y frescor al terminar. Su forma de uso es idéntica a la anterior.

De sábana

Se han hecho muy populares en los últimos años, y por una buena razón. Con todo tipo de ingredientes beneficiosos para la piel, dejan la piel rejuvenecida e hidratada.

Su forma de uso es totalmente diferente a las anteriores, pues esta es una lámina de tejido que hay que colocar sobre la cara y dejarla puesta 5-10 minutos para que la piel absorba todo lo bueno.

Al retirarlo no hay que aclarar, sino masajear la tez para que los activos se terminen de absorber.

De arcilla

Las mascarillas de arcilla son imprescindibles si tienes la piel grasa o mixta. ¿Por qué es así, te preguntarás? Bueno, están hechas de, lo has adivinado, arcilla, que contiene ingredientes que ayudan a absorber todo el exceso de grasa que se encuentra en la parte superior de tu piel.

Proporciona una limpieza profunda y un control de la grasa, pero sin resecar o irritar tu piel en el proceso, que es donde otras mascarillas suelen fallar.

En cuanto al proceso de aplicación, aplica la mascarilla sobre tu piel tal y como se indica en la etiqueta y luego espera unos 15 minutos.

Cuando notes que ha empezado a secarse, puedes masajearla con suaves movimientos circulares sobre tu piel para que funcione también como exfoliante. O bien puedes saltarte este paso y proceder a lavarla con agua tibia.

Son un poco más difíciles de eliminar que el resto, así que asegúrate de que en la cara, el cuello y la línea del cabello no queden restos de arcilla antes de seguir secando la piel con palmaditas.

Peel-Off

No sólo son divertidas, sino que pueden ser muy eficaces para eliminar las células muertas y exfoliar la piel sin dañar la capa superior, lo que es esencial para una piel sana a largo plazo. Tus poros se limpiarán por dentro y tu piel se sentirá fresca y suave incluso después de la primera aplicación.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado y leer la lista de ingredientes, ya que algunas de ellas también vienen con altas concentraciones de alcohol polivinílico, que puede resecar la piel y causar cierta irritación.

Si tienes la piel sensible o seca, no es la que te recomendaríamos.

Para dormir

Son exactamente lo que parecen: mascarillas que te pones en la cara antes de irte a dormir. Al dejarlas en la piel durante la noche, le das a tu piel más nutrición, hidratación y tiempo para absorber todos los ingredientes beneficiosos.

Todo lo que tienes que hacer es aplicar la mascarilla para dormir como última parte de tu rutina de cuidado de la piel, irte a dormir y dejar que haga todo el trabajo sucio por ti.

beneficios mascarillas

¿Y qué hay de las mascarillas caseras?

Hacer tu propia mascarilla casera parece estar de moda hoy en día. Pero, ¿funcionan realmente? La respuesta corta es que sí. Sin embargo, hay que tener cuidado.

El problema de las mascarillas caseras -y del resto de cosméticos caseros- es que no están elaboradas en condiciones de seguridad e higiene adecuadas, y generalmente no incluyen conservantes. Esto puede ser peligroso para nuestra piel.

Pueden ser una solución rápida para sacarte de un apuro, pero no es conveniente que las utilices de continuo, y más aún cuando existen tan buenos productos comerciales.

Antes de aplicar una mascarilla facial

Hay un par de cosas que debes tener en cuenta antes de ponerte la mascarilla.

En primer lugar, asegúrate de que no tienes pelo en la cara y de que tus manos están limpias. La aplicación de una mascarilla facial es un proceso poluto, y necesitarás que tu pelo esté lo más alejado posible. Además, lo ideal es llevar ropa que no te importe manchar.

A continuación, deberás limpiarte la cara con un limpiador, como el agua micelar de Nezeni. Si quieres aprovechar al máximo tu mascarilla, lo mejor es aplicarla sobre un rostro limpio.

El siguiente paso es aplicar la mascarilla directamente sobre el rostro, siguiendo las instrucciones del envase, evitando el área de los ojos, el nacimiento del cabello y los labios. No olvides ponerla también en la zona del cuello. Espera los minutos que se indiquen y luego retira la mascarilla con agua tibia.

¿Con qué frecuencia hay que utilizarla?

Cada tipo de piel es diferente, y no hay una respuesta definitiva a esta pregunta. Sin embargo, el consenso entre la comunidad del cuidado de la piel es que deben aplicarse de dos a tres veces por semana para la mayoría de las personas.

Si te excedes, corres el riesgo de dañar la piel, especialmente la capa protectora que la protege de las sustancias nocivas.

Para evitar todo esto, mantén la frecuencia de aplicación recomendada y conseguirás tener todos los beneficios que necesitas sin experimentar ningún efecto secundario.

Las mascarillas son prácticas y eficaces, lo que las convierte en una opción perfecta para cuando tu piel necesita un extra de cuidados. Si todavía no tienes la tuya, te aconsejamos que te hagas con ella de inmediato. ¡Ya nos lo agradecerás!

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: attcliente@nezeni.com.

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Envíos Gratis por compras superiores a 70€

(Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.