fbpx

El pH de la piel: Qué es y por qué es importante

ph piel

Pocos temas relacionados con el cuidado de la piel se han vuelto tan confusos y preocupantes como el pH. ¿Cómo pueden dos pequeñas letras tener tanto impacto en nuestra apariencia? Es fascinante cómo se relaciona el pH con la funcionalidad de nuestra piel y los productos que utilizamos.

Y a pesar de la preocupación, encontrar un cuidado de la dermis con pH equilibrado es más fácil de lo que piensas. Aquí tiene todo lo que necesita saber.

¿Qué es el pH de la piel y por qué es importante?

Volvamos a la clase de química del instituto por un momento. El término «pH» se refiere al «potencial de hidrógeno». Se trata de la actividad de los iones de hidrógeno -los iones son moléculas que tienen una carga positiva o negativa- en una solución a base de agua. El pH de una solución se indica mediante una escala numérica que va de 0 a 14.

7 se considera neutro -el agua tiene un pH de 7-; todo lo que está por debajo es ácido, y todo lo que está más arriba es alcalino. Por ejemplo, el jugo de limón tiene un pH de 2, muy ácido, mientras que el amoníaco tiene un pH de 12, que es muy alcalino o básico.

El rango de pH de la piel de nuestra cara y cuerpo fluctúa entre 4.7 y 5.75, por lo tanto, tiene un pH ligeramente ácido. Y es de vital importancia que lo mantengamos así, pues de lo contrario, sus funciones habituales se verán afectadas en gran parte debido al papel del microbioma, que prefiere un ambiente relativamente ácido.

Cuando nacemos, nuestra piel tiene un pH neutro que se vuelve ácido a las 2 semanas después del nacimiento. La dermis de los hombres tiende a ser más ácida que la de las mujeres y, aunque el pH de nuestra piel aumenta con la edad -especialmente para las mujeres a medida que atraviesan la menopausia-, permanece ácida.

El tipo de tez también puede afectar el pH. Los cutis grasos suelen ser más ácidos, ya que el sebo en sí es bastante ácido, y los secos son más alcalinos.

Además, el pH del cutis puede verse afectado por aquello con lo que entra en contacto, como los productos para el cuidado facial o incluso el agua. Mira, cuando pones una sustancia que tiene un pH diferente -ya sea ácido o alcalino-, influye en tu cutis. Por suerte, nuestra piel tiene una capacidad impresionante para recuperarse y volver a su estado natural bastante rápido.

El problema es cuando las fluctuaciones son demasiado bruscas u ocurren de manera regular.

Si piensas que unas pocas décimas de más o de menos tampoco pueden afectarte demasiado, debes saber que la escala de pH es logarítmica, no lineal. Eso significa que un aumento de diez veces multiplicado por 10 separa cada número de pH. Es por eso que un pH de 3 es 100 veces más potente que un pH de 5.

¿Qué es el manto ácido de la piel?

No se puede hablar del pH de la piel sin hablar del manto ácido. El manto ácido es la película de acidez que protege las capas de la piel de cualquier factor externo, compuesta por la mezcla de tu sebo natural, sudor, ácidos amino y lácticos. Esta acidez es una parte sumamente importante de la función protectora del cutis.

Este pH ácido de la dermis también influye en el equilibrio de su delicado microbioma. Un microbioma ácido dificulta la multiplicación de los patógenos dañinos, pero permite que florezcan las cosas buenas.

Signos de que el pH de tu piel está desequilibrado

manto acido piel

Alterar repetidamente el pH de la piel en un grado elevado puede provocar o empeorar muchos problemas, incluidos los trastornos cutáneos comunes. Si sientes que tu tez está mal y no sabes porqué, el pH podría estar involucrado. Fíjate en si presentas estos problemas:

  1. Sequedad y tirantez. Cuando el pH cutáneo se eleva -aunque sea ligeramente-, se interrumpe la capacidad de la dermis para retener la humedad. Esto hace que el agua se evapore, y por eso la dermis se queda seca y con esa sensación de tirantez como la que tenemos cuando nos lavamos la cara con jabones en barra, ya que la mayoría de los jabones son alcalinos. Esta sequedad, a su vez, desencadena brotes de eccema y acelera el desarrollo de los signos del envejecimiento -como líneas finas, arrugas-.
  2. Inflamación. Las afecciones inflamatorias como el acné, la rosácea o la psoriasis se ven acrecentadas por una alteración en el pH, ya que cuando el microbioma no funciona correctamente es más susceptible a la inflamación. Un pH demasiado bajo crea un aumento del enrojecimiento y la inflamación.
  3. Mayor sensibilidad. La sensibilidad se produce cuando la función de barrera cutánea se ve comprometida. Y como el pH juega un papel muy importante en esta función, cuando el pH se altera, la piel puede volverse más sensible y reactiva.

Para evitar todos estos problemas, muchas personas buscan productos para el cuidado de la dermis con un pH equilibrado, pero no todos los cosméticos muestran el nivel de pH en su envase. ¿Qué podemos hacer?

El pH de los productos para el cuidado de la piel

Tenemos buenas noticias: la gran mayoría de los productos para el cuidado facial -tanto los que se aclaran como los que no- ya tienen un pH equilibrado. Si te estás preguntando qué se entiende por «pH equilibrado», se refiere a productos formulados con un pH que se encuentra en el rango de una tez normal y saludable. Ese rango suele citarse entre pH 4 y 7.

Aunque es cierto que algunos productos tienen valores de pH fuera de este rango, en la mayoría de los casos esto no es motivo de preocupación, pues la evidencia científica ha demostrado que estas leves y puntuales alteraciones en el pH se equilibran de forma natural por la tez en poco tiempo.

Sin embargo, hay que evitar el uso repetido de cosméticos o productos que incluyan fragancias químicas, aceites esenciales, alcoholes secantes y agentes limpiadores agresivos como los sulfatos, que pueden causar inflamación, irritación, sensibilidad y dañar el manto ácido.

nezeni-ph

Hemos mencionado que la mayoría de los productos para el cuidado de la piel tienen un pH equilibrado, y esto también se aplica a los productos de Nezeni. Estos son los rangos de pH que puedes encontrar en nuestros productos cosméticos:

¿Se pueden aplicar capas de productos para el cuidado de la piel con diferentes niveles de pH?

A menudo nos preguntan si está bien aplicar varias capas de cosméticos con diferentes niveles de pH, como aplicar una crema hidratante sobre un exfoliante AHA. A la gente le preocupa que al hacerlo, uno o ambos productos no funcionen porque los diferentes niveles de pH entran en conflicto entre sí.

La preocupación por esta interacción significa que muchas personas esperan 20 minutos o más antes de aplicar otro producto para el cuidado de la piel. Sorpresa: ¡No tienes que esperar!

La razón por la que no tienes que esperar es porque una vez que se establece el rango de pH de un producto a base de agua, se mantendrá dentro de ese rango incluso cuando se aplique al mismo tiempo que los productos fuera de ese rango de pH.

Esto se debe a que los ingredientes que usan los químicos para establecer el rango de pH de un producto son lo suficientemente fuertes como para mantenerlo dentro del rango deseado sin importar lo que aplique al mismo tiempo.

Es mucho más fácil alterar el pH de la piel que el de los productos cosméticos. Para variar el pH del producto fuera de su rango o alterar significativamente el pH de otros productos, necesitaría agregar mucha agua -lo que significa más iones de hidrógeno-, calor y tiempo -estamos hablando de varios días-).

¿Qué tiene que ver el calor con el pH? El pH de un producto puede cambiar a medida que cambia la temperatura. A medida que aumenta la temperatura, el agua en una solución produce más moléculas de hidrógeno. Sorprendentemente, un gran aumento de temperatura no varía tanto el pH.

Por ejemplo, el pH del agua a 25 grados es 7 -neutro- y cuando la temperatura sube a 50 grados -poco común en muchas partes del mundo- el pH baja a 6.6, no dramáticamente, y este es un ejemplo de calor extremo.

En condiciones de uso normal, es químicamente imposible que un producto de pH más alto haga ineficaz a un producto de pH más bajo, y lo contrario también es cierto. Así puedes obtener los beneficios visibles que brindan todos estos ingredientes, ¡sin necesidad de ajustar tu rutina facial!

Cómo puedes equilibrar el pH de tu piel

signos ph piel desequilibrado

Encuentra los mejores productos para equilibrar los niveles de pH de la piel. El pH del jabón, limpiadores y humectantes impacta dramáticamente el estado de tu barrera cutánea. Es por eso que debes elegir productos para el cuidado facial con un pH que se encuentre entre 4 y 6, como los de Nezeni.

Por supuesto, debes evitar los jabones en barra típicos, ya que tienen un pH alcalino de 12.

Emplea cosméticos que refuercen la barrera protectora. Ingredientes activos como el escualano, el ácido hialurónico y algunos aceites botánicos ayudan a la tez a preservar su función de barrera para que pueda protegernos correctamente.

No uses agua demasiado caliente ni demasiado dura. Cuando te duches o laves la cara utiliza un agua blanda, no alcalina y con baja mineralidad. Y debido a que el agua caliente seca la tez, es mejor optar por agua tibia siempre que sea posible. Si el agua de tu zona es demasiado dura, considera la posibilidad de comprar un descalcificado de agua.

También puedes optar por cambiar tu limpiador habitual por un agua micelar. El agua micelar no necesita aclarado, y te ayudará a mantener el pH equilibrado.

Aplica un tónico después de la limpieza. Inmediatamente después de limpiar tu cutis, aplica un tónico que ayudará a equilibrar el pH. Antes de aplicar cualquier cosmético, asegúrate de leer la lista de ingredientes: si el alcohol ocupa un lugar destacado en la lista de ingredientes, es probable que elimine la humedad -en lugar de nutrir-.

No sobreexfolies la tez. ¿Recuerdas cómo hablamos de tu manto ácido y cómo está íntimamente ligado a tu pH? ¿Y recuerdas cómo se crea tu manto ácido a partir del sebo natural? Bueno, si te exfolias con demasiada frecuencia, corres el riesgo de dañar esa película y el pH de tu cutis con ella. De una a tres veces por semana es lo recomendable.

Usar protector solar con regularidad es crucial para mantener el nivel de pH de la tez y protegerla de daños mayores. Utiliza un protector solar con FPS de amplio espectro y no olvides aplicarlo a diario antes de salir al sol.

Empieza a añadir antioxidantes tópicos. Los antioxidantes tópicos fortalecen las células cutáneas para que funcionen correctamente. Protegen tu tez del daño ambiental y el estrés. Puedes usar vitamina C -que está disponible en forma de ácido L-ascórbico-, ya que es conocida por equilibrar el pH. Aunque las formulaciones de vitamina C son ligeramente ácidas, se pueden usar con seguridad en el rostro -siempre que no estés usando ningún otro producto ácido al mismo tiempo-.

La piel es un órgano complejo, con muchas influencias y modos de funcionamiento. Para cuidarlo, debes tener en consideración todos los aspectos. Una parte muy importante de su función es el pH, que debería estar en niveles ligeramente ácidos.

Hay muchos factores que pueden influir en el nivel de pH, y se pueden presentar diferentes problemas cuando está desequilibrado. Así que cuídalo con los productos adecuados.

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: attcliente@nezeni.com.

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Envíos Gratis por compras superiores a 70€

(Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.