fbpx

Consejos para el cuidado de la piel en verano

cuidar piel verano

Cuando te imaginas en tus fotos de verano, puedo suponer que estás pensando en un bronceado perfectamente uniforme sobre una piel suave y brillante. Es decir, lo que vemos todos los días en las redes sociales. Pero ¿cuál es la realidad?

Si te expones a los rayos del sol durante las abrasadoras temperaturas del verano, vas a acabar con la dermis quemada, ampollas dolorosas, decoloración -manchas rojas y marrones-, tez seca y envejecimiento prematuro de la piel -arrugas y líneas de expresión-, especialmente alrededor de los ojos.

Otro problema es el exceso de sudoración y los efectos que el sol puede tener en las pieles grasas y con tendencia al acné. Sin embargo, nada es tan importante como el riesgo de desarrollar cáncer de piel cuando se descuida el régimen de cuidado de la tez y se la deja sin protección contra el sol.

Por ello, los dermatólogos recomiendan consejos y prácticas específicas para el cuidado de la epidermis en verano que debes adoptar para asegurarte de no cometer ningún error que empeore las cosas o deje tu dermis vulnerable. Cuando pasamos del invierno al verano cambiamos de ropa, y lo mismo debería ocurrir con nuestro régimen de belleza, pues el frío y el calor afectan a la dermis de forma muy diferente.

Si quieres saber cómo preparar tu piel para el verano, tenemos los 13 mejores consejos para aprender a protegerte de los dañinos rayos UV durante el verano.

1. El protector solar es tu mejor amigo

Tu objetivo durante el verano debe ser evitar las quemaduras a toda costa, aunque eso signifique que no vayas a conseguir el bronceado que querías. Si tienes un tono de tez claro, incluso broncearte ligeramente significa dañar la dermis a nivel celular, lo que podría provocar consecuencias negativas a largo plazo.

Las personas con pieles oliváceas y morenas pueden tener algo de ventaja en este aspecto, pero eso no significa que no deban seguir las mismas reglas. La protección es vital y el protector solar es indispensable.

Los expertos aconsejan utilizar la protección solar durante todo el año, ya que el nivel de rayos UVA no cambia mucho durante las estaciones. Pero, en verano, también hay rayos UVB intensos, lo que significa que debes usar un protector solar con un factor SPF más fuerte, aplicarlo todos los días y reaplicarlo si estás al aire libre durante más de una hora.

Compra un producto de protección solar con FPS de 30 o superior, que pueda protegerte tanto de los rayos UVA como de los UVB, como nuestro Gel Solar Facial SFP 50+.

gel solar nezeni

¿Cómo aplicar correctamente el protector solar? Tenerlo en el bolso y llevarlo encima no significa que estés protegida. No funciona así. La mayoría de la gente se aplica el protector solar por la mañana, sale a la calle, lo lleva consigo, pero se olvida de él pensando que ha hecho un buen trabajo. Esto es un error.

Además, la gente suele llevar el protector solar en el bolso y aplicarlo sólo después de sentir los abrasadores rayos del sol en su piel. De nuevo, ¡mal!

La forma correcta de aplicarlo es poniéndolo 20 minutos antes de exponerte a la luz solar, sobre la cara limpia. Esto significa que el protector solar va antes del maquillaje, pero después de los productos de cuidado de la dermis.

Cada vez que estés al aire libre bajo el sol durante más de 45 minutos debes volver a aplicarte el protector solar. Este es uno de los errores más comunes que comete la gente. Van a la playa, se aplican el protector solar y se quedan al sol durante horas.

El factor de protección no bloquea el cien por cien de los rayos, y además se va degradando con el sol, por eso, al cabo de un tiempo, deja de proteger la piel. Los expertos coinciden en que la reaplicación del protector solar debe hacerse cada hora. Puedes programar una alarma o recordatorio para no olvidarte de hacerlo.

La conclusión es que hay que usar protección solar todos los días, durante todo el año. Este cosmético te protegerá del cáncer de piel y del envejecimiento prematuro. Si tienes menos de 30 años, considera la protección solar como tu mejor ingrediente cosmético contra el envejecimiento cutáneo.

2. La exfoliación es esencial

La exfoliación es uno de los pasos esenciales en tu rutina de cuidado del cutis que no deberías saltarte, y esto es especialmente cierto durante el verano. El aumento de las temperaturas también incrementa la temperatura interna de nuestro cuerpo, que utiliza los tejidos para liberar calor y mantener un ambiente interno relativamente estable.

Esto se consigue mediante la vasodilatación -los poros se agrandan- y el aumento de la actividad de las glándulas sudoríparas y sebáceas. Al final, los poros se agrandan visiblemente y la cutis adquiere un aspecto más brillante y grasiento.

En las condiciones en las que te encuentras, es muy fácil que el sudor, el exceso de sebo, la suciedad, los restos de maquillaje y las células muertas se acumulen en el interior de los poros dilatados y provoquen inflamación, brotes frecuentes de acné, puntos negros, puntos blancos y espinillas.

Por estos motivos, es fundamental limpiar y exfoliar la piel con regularidad.

¿Cuándo es el mejor momento para exfoliar? Por la noche. Y hay una buena razón para ello. La capa de células muertas que se acumula sirve como protección adicional contra los rayos UV. Esta es la misma razón por la que se advierte que no hay que exponerse a la luz del sol después de usar ácidos exfoliantes o retinol.

Si eliminas las células muertas por la noche, en vez de por la mañana, proteges las células sanas y ganas algo de tiempo para que tu barrera natural contra el medio ambiente se renueve.

3. No te olvides del tónico

El tónico limpiará aún más el cutis y ayudará a reducir los poros dilatados, algo que realmente necesitarás con el calor del verano.

Nuestro Agua Micelar Todo en 1 es también un gran tónico que te ayudará a limpiar completamente la piel eliminando la suciedad, los restos de maquillaje, el exceso de sebo y las células muertas. Esto actuará como medida preventiva contra nuevos brotes de acné.

agua micelar nezeni

Además, al mantener los poros limpios, ayuda a cerrarlos y a restaurar el valor del pH de la piel para evitar más problemas cutáneos.

4. Cambia de crema hidratante

Las cremas de protección solar pueden hidratar ligeramente la dermis, por eso puedes encontrar muchos consejos en Internet que te dicen que te deshagas de tu crema hidratante por completo durante el verano.

Yo no iría tan lejos, lo que puedes hacer en cambio es ajustar tu crema hidratante a tus necesidades actuales. Por ejemplo, en invierno es mejor usar una crema hidratante más pesada, cremosa y concentrada, mientras que en verano es mejor utilizar una que sea ligera, como nuestra Crema Facial Hidratante Aloe Vera, con una alta concentración de aloe vera para refrescar y calmar la tez, además de mantener la humedad.

¿Por qué no debes renunciar a tu crema hidratante? El sol reseca la dermis. Este efecto se nota sobre todo cuando estás en la playa o en la piscina, que es cuando estás más expuesto a los rayos UV durante más tiempo.

Incluso si has tenido cuidado y te has aplicado protector solar con regularidad, puedes sentir que tu piel se calienta, se enrojece o se reseca y se descama. Aplicar una crema hidratante ligera al final del día puede ser el alimento perfecto para tu tez.

5. Bebe agua: hidrata tu piel

beber agua

Principalmente por tu salud en general, necesitas beber mucha agua porque el calor puede hacer que tu cuerpo se deshidrate muy rápido. El consejo general es beber 8 vasos de agua, todos los días.

Cuando hace mucho calor, el cuerpo puede necesitar aún más agua. El mejor consejo que podemos darte es que pongas un recordatorio en tu teléfono y no te saltes tu cantidad recomendada de agua. Así estarás ayudando a tu piel desde dentro.

La deshidratación hace que la tez se vuelva opaca y seca, sensible y más propensa a desarrollar líneas finas y arrugas. Si a esto le añadimos el sol, que es la razón número uno del envejecimiento prematuro, veremos que beber agua con regularidad y prevenir la deshidratación es la forma más fundamental de ayudar a la piel.

6. Asegúrate de que tus productos de cuidado de la piel son no comedogénicos

Por un lado, hay que llevar protección solar todo el tiempo y aplicar una crema hidratante para suavizar la tez. Por otro lado, tienes que minimizar los productos cremosos porque el calor te hace sudar y hace que tus glándulas sebáceas se pongan en marcha, lo que a su vez puede dar lugar a un cutis graso.

Esto es especialmente difícil para las personas con cutis grasos y propensos al acné, que pueden experimentar granos más severamente inflamados y brotes frecuentes.

Entonces, ¿cómo equilibrar esto? No te saltes la crema hidratante, tu piel la necesita. En cambio, asegúrate de que los productos que utilizas son no comedogénicos, ligeros y adecuados para el tipo de tez. Todos nuestros productos Nezeni son no comedogénicos, no taponan los poros y son perfectos para cualquier cutis debido a su fórmula natural sin irritantes ni tóxicos.

7. Los ingredientes antienvejecimiento pueden ser especialmente beneficiosos

El sol es el principal responsable del envejecimiento prematuro, las pecas, las arrugas, las líneas de expresión y la decoloración, como las manchas marrones.

Por eso, reforzar la rutina de cuidado de la piel en verano con un producto antienvejecimiento puede ser una buena idea, especialmente si te expones a la luz solar durante largos periodos de tiempo.

Nuestra Crema Antiage Intensiva puede penetrar en la dermis y actuar a un nivel celular más profundo, donde promueve la producción de colágeno y ayuda a la tez a repararse más eficazmente de los daños que sufre durante el día.

crema antiage nezeni

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los productos antienvejecimiento no protegen la piel del sol, sino que favorecen la resistencia y ayudan al proceso de curación.

8. Es hora de un sombrero

El verano significa que es hora de un sombrero de ala ancha y una silla bajo una sombrilla. Quizá también una bebida fría y un buen libro. Ya entiendes la idea, ¿verdad? El objetivo es minimizar la exposición de la epidermis al calor abrasador y a los dañinos rayos solares.

Llevando un sombrero, protegerás la cara y evitarás todos los problemas antes mencionados asociados a las quemaduras solares. Además, es una gran oportunidad para dar un toque de estilo a la moda con otro accesorio fresco y veraniego.

9. Carga tu cuerpo de vitaminas

Puedes hacerlo de dos maneras, y te sugiero que utilices ambas. En primer lugar, debes comer mucha fruta y verdura para cargarte de vitaminas y antioxidantes y combatir la inflamación y el daño solar desde dentro. Además, comer para tener una piel sana y brillante puede hacer que tu cutis sea más resistente a las consecuencias de la exposición a los rayos UV.

En segundo lugar, puedes utilizar productos para el cuidado facial enriquecidos con vitaminas beneficiosas, como nuestro Serum Facial Vitamina C, o nuestra Mascarilla Vitamina C.

¿Cuáles son las mejores vitaminas que puedes poner en tu piel?

  • Vitamina C. Tomar vitamina C puede mejorar la eficacia de tu protección solar. Tiene propiedades antienvejecimiento al ayudar a la producción de colágeno y al proceso de cicatrización de la dermis.
  • Vitamina E. La vitamina E puede ser beneficiosa para reducir los daños de los rayos UV en la epidermis, por lo que suele estar presente en muchas cremas de protección solar. Además, es un poderoso antioxidante y tiene potentes propiedades antienvejecimiento.
  • Vitamina A. La vitamina A refuerza el sistema inmunitario y ayuda a la piel a reducir la inflamación y el acné. Combate los radicales libres y reduce el daño causado a nuestras células y tejidos.
  • Vitaminas B. La vitamina B5 es una de las vitaminas esenciales necesarias para el funcionamiento óptimo de nuestro organismo. Ayuda a la epidermis desencadenando el proceso que descompone la grasa del rostro. De este modo, ayuda a que el cutis se mantenga limpia y sin acné.

10. Tus labios también necesitan protección

hidratar labios

Los labios carecen de la melanina que produce la piel y que ayuda a protegerlos de la luz solar. Llevar un bálsamo labial hidratante durante el verano probablemente evitará que los labios se resequen, pero no estarán protegidos contra los dañinos rayos UV.

¿Cómo afectará esto a tus labios? Bueno, el daño causado por los rayos UV está relacionado con el cáncer de piel y, además, como el sol descompone el colágeno, tus labios podrían adelgazar mucho más rápido que con el proceso normal de envejecimiento.

Para evitarlo, utiliza nuestro Protector Labial con SPF 15+ que los mantendrá hidratados, nutridos y protegidos de los rayos UVA/UVB.

11. Depilación con cera, cuchilla o láser antes de la exposición al sol

Es verano, apenas llevamos nada puesto y la mayor parte de nuestra piel queda al descubierto. Esto llena los salones de belleza de gente que pide que su tez esté suave como la seda. Y, los que no están en los salones, están en su baño haciendo lo mismo: deshacerse del vello corporal.

No hay escapatoria, y no estamos sugiriendo que no debas depilarte. Nos limitaremos a cubrir las reglas básicas que debes seguir para tener una dermis sana en verano.

No esperes hasta el último momento para depilarte. Tu piel necesita curarse después, tanto si te has depilado con láser como con cera o cuchilla.

Después de deshacerte del vello corporal, la capa más externa de células muertas ha desaparecido, tus poros están abiertos y son más susceptibles de sufrir daños. Puedes sentir tu tez sensible e incluso irritada y enrojecida. Asegúrate de no exponer la epidermis al sol al menos 24 horas después del afeitado.

Hidrátate regularmente durante este periodo y no te apliques ningún producto de cuidado de la piel que pueda tener alcohol o fragancias en su fórmula. El aloe vera puede ser realmente calmante para casos como éste. Al día siguiente, duplica la aplicación de la protección solar cuando vayas a salir.

12. Limpieza e hidratación después de la playa

agua micelar

Si estás de vacaciones y te pasas todo el día en la playa, tienes que desarrollar una rutina especial de cuidado de la piel para cuando vuelvas a casa.

El primer paso de esa rutina debe centrarse en la limpieza y exfoliación de la tez, la limpieza de los poros y la eliminación de los contaminantes de los tejidos.

El otro paso debe centrarse en proporcionar humedad, hidratación y nutrientes a la piel para contrarrestar los efectos de sequedad y envejecimiento prematuro del sol.

Puedes optar por una simple crema hidratante ligera, un ingrediente hidratante natural o un sérum, un aceite hidratante y una mascarilla facial. Todo depende de tu tipo de cutis y de tu tiempo y energía.

13. Opta por un maquillaje mínimo o sin maquillaje

Has oído la expresión «menos es más», ¿verdad? Pues bien, cuando se trata de maquillaje en verano, también es aplicable. Los cosméticos pesados y de base oleosa no se llevan bien con el calor, y la piel puede acabar manchada o con rayas.

La sudoración no ayuda y los poros dilatados se obstruyen más fácilmente con esos cosméticos pesados, que luego pueden convertirse en granos inflamados. Si puedes prescindir del maquillaje, sería estupendo. Si no, opta por un maquillaje minimalista y de base mineral.

Y no olvides utilizar siempre un protector solar antes de maquillarte. El maquillaje no puede sustituir a la protección solar. Algunos productos de maquillaje, como las bases y las BB creams, pueden contener un cierto grado de FPS, lo que puede hacerte pensar que si los usas estás protegida y no necesitas aplicarte protector solar.

Pero, eso sería realmente un error. El propósito del maquillaje no es proteger de los rayos UVA y UVB, y es probable que no sea eficaz para reducir los efectos dañinos de los rayos solares.

Si tu maquillaje contiene un FPS, debes pensar en él como una capa extra de protección, como la guinda del pastel, y no como un sustituto de tu protección principal: el protector solar.

Todos estos consejos te ayudarán a disfrutar del verano con total seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Aprovecha el

Cyber Monday

en Nezeni

Disfruta de un 8% de descuento + envío gratuito para pedidos de más de 150€, incluye el código

CyberMonday

al realizar tu compra.

Envíos Gratis por compras superiores a 70€

(Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.

Aprovecha el

Cyber Monday

en Nezeni

Disfruta de un 8% de descuento + envío gratuito para pedidos de más de 150€, incluye el código

CyberMonday

al realizar tu compra.