fbpx

Cómo eliminar y prevenir las patas de gallo

eliminar patas gallo

Algunas personas están orgullosas de sus «líneas de expresión», pero cuando las arrugas prematuras empiezan a delatar nuestra edad, empezamos a buscar soluciones que nos ayuden a minimizar estas señales. Y una de las preguntas que más se repite entre las mujeres es cómo eliminar las patas de gallo.

La piel del contorno de los ojos es una de las primeras zonas de la cara en desarrollar esas finas líneas, surcos y pliegues que conocemos tan bien, pero ¿hay algo que podamos hacer para prevenirlas? Y si no, ¿se puede hacer algo para reducir la apariencia de las patas de gallo una vez que el daño ya está hecho?

Por desgracia, las arrugas y el envejecimiento son una parte natural de la vida que no puede evitarse, pero sí pueden retrasarse. Una combinación adecuada de hábitos saludables, medidas preventivas y un buen cuidado de la piel pueden ralentizar el ritmo al que se desarrollan las líneas en la piel.

Puedes probar desde un ácido natural hasta una crema renovadora para los ojos, pasando por los mejores procedimientos profesionales. Pero antes de empezar, vamos a explicar qué son las patas de gallo y cómo se forman, además de darte una serie de consejos, técnicas y hábitos con base científica para reducir el riesgo de que se desarrollen en primer lugar.

¿Qué son las patas de gallo?

Son esas pequeñas y finas líneas que se forman alrededor de los ojos. Comienzan en las esquinas exteriores de los ojos y se extienden hacia las sienes, creando la forma característica de la pata de esta ave. Seguro que te suenan ¿verdad?

Al igual que otras líneas y arrugas, las patas de gallo son un signo común de envejecimiento que se van desarrollando a medida que se envejece.

Hay principalmente dos tipos de patas de gallo:

  1. Las líneas dinámicas son patas de gallo que aparecen cuando se utilizan los músculos subyacentes de la cara. Pueden ser visibles cuando sonríes, entrecierras los ojos o realizas otras expresiones faciales que implican a la piel que rodea los ojos.
  2. Las líneas estáticas son las patas de gallo que son visibles en todo momento. Estas líneas tienden a formarse con el tiempo, y a menudo se hacen más evidentes a medida que se envejece.

Hay una gran variedad de factores que pueden causar las patas de gallo. Tres de los principales factores que pueden contribuir a su aparición son la exposición prolongada al sol, las expresiones faciales repetitivas y la exposición al humo de los cigarrillos y otros productos del tabaco.

Los cambios naturales que se producen en la dermis a medida que se envejece, como la reducción de la elasticidad, también influyen en el desarrollo de estos surcos.

Y, aunque no es posible evitar totalmente su aparición, la práctica de un buen cuidado de la piel y la incorporación de hábitos saludables puede ayudar a ralentizar los efectos del envejecimiento y hacer que las patas de gallo sean un problema menor.

Esto es precisamente lo que vamos a abordar a continuación.

Cómo eliminar las patas de gallo

Con cosméticos

Hay varias maneras de abordar este problema, pero siempre se suele empezar con los cosméticos. Las cremas para el contorno de ojos, utilizadas regularmente, son perfectas para hacer los pliegues más suaves y menos visibles con el tiempo.

Muchas de estas cremas contienen ingredientes activos que ralentizan los efectos del envejecimiento en esta zona concreta, incluyendo el desarrollo de las patas de gallo y otras líneas de expresión. También proporcionan hidratación a la piel, que aunque no elimina físicamente los surcos, si consigue hacerlos menos visibles e incluso evitar que empeoren.

Y como los ingredientes son lo más importante, nuestro Contorno de Ojos Antiage combina los humectantes más potentes con agentes tensores naturales que alisan la piel del contorno, reducen las bolsas, iluminan las ojeras y rejuvenecen la mirada.

contorno ojos nezeni

Contiene ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular, un agente natural que puede retener más de 1.000 veces su peso en agua; además de Cobiolift, un derivado de la quinoa que reduce la profundidad de los pliegues hasta en un 47%; colágeno hidrolizado, que preserva la producción de colágeno natural, una importante proteína estructural que le da a la piel su elasticidad y textura; y células madre de manzana, lo último para mejorar la flexibilidad del contorno.

Para conseguir los mejores resultados, aplica una gota en cada contorno de ojos repartiéndolo a toquecitos hasta el final de la ceja con el dedo anular. Aquí tienes una guía completa sobre cómo usarlo correctamente.

Puedes empezar a usar este cosmético a partir de los 25 años, antes incluso que empieces a ver imperfecciones.

Otro de los cosméticos que te ayudarán a reducir las imperfecciones son los exfoliantes con ácidos naturales. Los alfahidroxiácidos naturales (AHA), que proceden de la fruta son excelentes para eliminar la capa externa de células muertas de la epidermis.

Eliminar esta piel muerta revelará una capa de piel más joven y sana en la que las patas de gallo y las líneas de expresión están minimizadas.

Las formas más potentes de AHA también pueden ayudar a estimular la producción de colágeno natural, lo que proporciona un tratamiento adicional. Hay muchos productos para el cuidado de la piel que contienen AHA, y puedes utilizarlos fácilmente para tratar las patas de gallo en casa.

  • Ácido cítrico: Presente en varias frutas, como el zumo de limón, el ácido cítrico actúa para mejorar la textura general del rostro.
  • Ácido tartárico: Este AHA se encuentra de forma natural en las uvas y los plátanos, y cuando se aplica de forma tópica, puede suavizar la epidermis para mejorar su brillo.
  • Ácido glicólico: El ácido glicólico es un tratamiento muy popular porque es uno de los exfoliantes más rápidos que existen. Se obtiene de la caña de azúcar, así que añade un poco de miel al azúcar crudo y orgánico y aplícalo una vez a la semana para regenerar la textura de tu rostro.

Nota: Al ser un exfoliante químico, los AHA harán que tu cutis sea más sensible a la exposición a los rayos UV, así que asegúrate de usar una amplia protección solar.

Los AHA utilizados en los peelings químicos pueden ser demasiado agresivos para las pieles sensibles, así que evítalos si es tu caso.

En su lugar, puedes utilizar ingredientes naturales para hacer una mascarilla casera. Por ejemplo, las claras de huevo. Durante siglos, las claras de huevo se han utilizado para tensar la piel y reducir las líneas de expresión para tratar diversas arrugas.

Intenta reducir la apariencia de las patas de gallo batiendo claras de huevo hasta obtener una consistencia espumosa, aplicándola alrededor de la zona afectada y retirándola después de 10 minutos con una bola de algodón fría y limpia.

El aceite de coco es otro producto de belleza milagroso -que también sirve para cocinar-. Además de los beneficios que ofrece para el cabello y las uñas, el aceite de coco nutre la dermis y contiene ácido linoleico, que puede reconectar los tejidos rotos de la piel para tratar las patas de gallo.

También tiene maravillosas propiedades emolientes e hidratantes que humedecen la dermis. Los párpados y la piel del contorno de los ojos son entre tres y cinco veces más finos que el resto de la cara, lo que significa que hay menos glándulas sebáceas y menos grasa para retener la humedad.

Aporta a la zona la hidratación extra que necesita aplicando suavemente aceite de coco alrededor de la zona antes de irte a dormir cada noche.

Si quieres más información, aquí tienes otros remedios caseros para reducir las arrugas.

En el caso de que los cosméticos no funcionen para ti, puede que debas recurrir a un tratamiento estético de la mano de un profesional. A continuación te presentamos las mejores opciones.

Con tratamientos estéticos

trata cientos eliminar patas gallo

Gracias a las nuevas tecnologías, tenemos nuestra disposición varios procedimientos cosméticos que pueden hacer que las patas de gallo y otras arrugas de los ojos sean menos visibles en muy poco tiempo.

Algunos de ellos consisten en rellenar físicamente las líneas de la tez, mientras que otros consisten en rejuvenecer la piel para estimular la producción de nuevas células y aumentar la suavidad. Las opciones incluyen:

Rellenos dérmicos. Los rellenos inyectables de ácido hialurónico y otras sustancias son un tratamiento habitual para las patas de gallo y otras líneas de expresión. Actúan devolviendo el volumen a la piel y rellenando los pliegues, como las patas de gallo.

Los rellenos dérmicos pueden ser muy eficaces, pero no duran para siempre. Para mantener los resultados, por lo general tendrás que inyectarte nuevos rellenos cada pocos meses. Dado que los rellenos pueden costar cientos de euros, esto puede resultar bastante caro a largo plazo.

Toxina botulínica (Botox®). Las inyecciones de Botox paralizan o debilitan temporalmente los músculos de la cara. Esto ayuda a tratar las patas de gallo, las líneas de expresión y otras arrugas causadas por las expresiones repetitivas de los músculos faciales.

Al igual que los rellenos dérmicos, el Botox es eficaz pero no es permanente. Por término medio, las inyecciones de Botox duran entre cuatro y seis meses, después de los cuales tendrá que recibir nuevas inyecciones para mantener los resultados.

Rejuvenecimiento facial. Algunos procedimientos cosméticos eliminan las capas externas de la piel, ya sea mediante el uso de un aparato (dermoabrasión), láser (rejuvenecimiento cutáneo con láser) o productos químicos (exfoliación química).

Estos tratamientos estimulan la producción de nuevas células de la piel y reducen el aspecto de las patas de gallo y otras líneas de expresión.

Consejos para prevenir las patas de gallo

La forma más eficaz de evitar las patas de gallo es impedir que se desarrollen en primer lugar mediante la práctica de hábitos saludables y respetuosos con la dermis.

En contra de la creencia popular, proteger la piel de los factores que contribuyen al envejecimiento no es difícil ni caro. De hecho, muchas de las formas más eficaces de prevenir las patas de gallo son gratuitas o muy asequibles.

Muchos de estos hábitos y técnicas también te ayudarán a prevenir otros signos de envejecimiento de la piel, como las arrugas, las manchas de la edad y la decoloración.

Hidrata tu piel

La hidratación ayuda a retener el agua dentro de la dermis, protegiéndola de muchas formas de daño ambiental y ayudando a reducir la aparición de líneas finas como las patas de gallo.

El mejor momento para hidratar la zona es después del baño o la limpieza facial. Es especialmente importante utilizar una crema de contorno hidratante después de bañarse o ducharse, ya que el calor del agua puede eliminar la humedad de la dermis.

Utiliza protección solar, especialmente en los días soleados

La radiación UV del sol es una de las causas más importantes del envejecimiento. De hecho, los expertos creen que el 90% de los signos visibles del envejecimiento de la piel están causados por el daño acumulado de la exposición al sol.

La exposición a los rayos solares UVA y UVB provoca la aceleración de la formación de arrugas y el debilitamiento de la vitalidad cutánea. La radiación es bien conocida por dañar el ADN y las proteínas debido a los dañinos radicales libres.

Por eso, cuando tengas que salir al exterior, asegúrate de utilizar un protector solar. Para obtener los mejores resultados, elige un protector solar de amplio espectro y FPS 50+, como nuestro Gel Solar Facial SPF 50+, y utilízalo regularmente si vas a estar al sol o te bañas en la piscina o la playa.

Y recuerda que los rayos UV pueden atravesar el cristal de las ventanillas de los coches e incluso el cielo más nublado, así que no hay excusa para no aplicarse protección solar.

Intenta no entrecerrar los ojos

Cualquier expresión facial repetida que implique la piel alrededor de los ojos contribuye a la aparición de las patas de gallo, especialmente el entrecerrar los ojos.

Dado que es habitual entrecerrar los ojos cuando hay mucha luz, prueba a llevar gafas de sol cuando pasees al aire libre en un día soleado. Y si empiezas a experimentar una disminución de la visión, asegúrate de adquirir un par de gafas de lectura para mantener los ojos bien abiertos y usarlas siempre que sea necesario.

Entrecerrar los ojos ante la pantalla del ordenador en la oficina o esforzarte por leer el texto de un libro en casa es una de las principales causas de las patas de gallo, así que asegúrate de evitar este mal hábito.

como eliminar patas gallo

Sigue una dieta limpia

Una de las mejores cosas que puedes hacer por mejorar la vitalidad de tu dermis -y por tu salud en general- es seguir una dieta saludable que te proporcione una amplia cantidad de grasas -¡pero limítate a las buenas!-.

Las grasas insaturadas -tanto las monosaturadas como las polisaturadas- aportan muchos beneficios al organismo, como la reducción de los niveles de colesterol y del riesgo de padecer enfermedades cardíacas, pero también ayudan a mantener el rostro suave y relleno.

Si buscas una solución sencilla para prevenir las patas de gallo, intenta consumir más alimentos como:

  • Pescados ricos en ácidos grasos esenciales omega-3, como el salmón y las sardinas
  • Aguacates
  • Frutos secos y semillas
  • Aceite de oliva virgen extra

Pero no solo basta con incorporar alimentos buenos, sino también debes evitar los no saludables -en particular el azúcar- para prevenir las arrugas. Los niveles excesivos de azúcar en el torrente sanguíneo se unen al colágeno, dañándolo a través de un proceso llamado glicación.

El azúcar también genera inflamación que descomponen las proteínas. Reduce tu consumo de azúcar al mínimo, siempre que sea posible.

Deja de fumar

El tabaquismo está estrechamente relacionado con los signos de envejecimiento de la tez, incluidas las arrugas y las patas de gallo. De hecho, uno de los primeros estudios sobre el tabaquismo y el envejecimiento se refiere directamente a las patas de gallo como «arrugas del fumador».

Si fumas, es hora de dejarlo. Fumar -y estar cerca del humo- no solo desencadena el proceso de inflamación, sino que también genera radicales libres, provocando daños irreparables en la dermis.

Limita el consumo de alcohol

En general, está bien beber una cerveza, un cóctel o una copa de vino de vez en cuando. Sin embargo, el consumo excesivo de alcohol puede deshidratar la piel, provocando daños que pueden empeorar los signos del envejecimiento.

Beber en exceso también puede afectar a tus hábitos de sueño y a tu salud en general. Para mejorar la piel y la salud, intenta limitar tu consumo de alcohol a un máximo de dos bebidas al día para los hombres o de una bebida al día para las mujeres.

Asegúrate de dormir lo suficiente

Las investigaciones demuestran que la falta de sueño se asocia a un aumento de los signos de envejecimiento de la piel, como la hiperpigmentación, la reducción de la elasticidad de la piel y las líneas de expresión más evidentes, como las patas de gallo.

Según los expertos, las personas mayores de 18 años deberían dormir al menos siete horas por noche, idealmente del tirón.

De media, parpadeamos aproximadamente 10.000 veces al día, así que podemos decir que el movimiento constante de la piel alrededor del área de los ojos es inevitable. Las líneas de expresión suelen empezar a desarrollarse entre los 20 y los 30 años, pero aprender a prevenir las patas de gallo desde el principio puede retrasar considerablemente su desarrollo.

Para minimizar la necesidad de un tratamiento específico, empieza a poner en práctica estos sencillos consejos lo antes posible; tus ojos te lo agradecerán más tarde.

No dejes que las líneas de expresión te hagan parecer más vieja de lo que te sientes; utiliza estos consejos y aprende a eliminar las patas de gallo para tener un cutis y una mirada radiante.

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: attcliente@nezeni.com.

Nuestra página web utiliza cookies para poder desarrollar su actividad de página de venta. Si sigue navegando por este sitio, acepta el uso de las cookies.

Envíos Gratis por compras superiores a 70€

(Sólo disponible para España Peninsular)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.