Ojeras Vasculares: Causas y Soluciones

ojeras vasculares

El espejo no miente. Aunque quizás hayas dormido bien la noche anterior, ahí están, esas sombras azuladas o moradas que persisten debajo de tus ojos, contando una historia diferente. ¿Te suena familiar? Entonces estás en el lugar adecuado. Las ojeras son uno de los problemas estéticos más comunes, y, aunque existen diversas clases, hoy nos vamos a centrar en un tipo en particular que a muchas nos intriga: las ojeras vasculares.

Si alguna vez te has preguntado por qué pareces tener ese oscurecimiento a pesar de cuidarte, sigue leyendo. Acompáñanos en este post donde descubriremos qué son, por qué aparecen y, lo más importante, cómo puedes minimizarlas o incluso despedirte de ellas. ¡Acomódate y comencemos!

¿Qué son las ojeras vasculares?

Las ojeras, esos signos reveladores del cansancio o del paso del tiempo, no son todas iguales. Entre las diversas variedades, las vasculares son particularmente intrigantes. Pero, ¿qué las hace diferentes?

Son aquellas sombras azuladas o moradas que se observan bajo los ojos. A diferencia de las pigmentarias, que se deben a una acumulación de melanina, estas son el resultado de una combinación de vasos sanguíneos dilatados y una piel especialmente delgada en esa zona.

Imagina una fina cortina de tul frente a una ventana: cualquier cosa que esté detrás de esa cortina será visible, y en este caso, esos “cualquier cosa” son los capilares y venas bajo la piel.

La piel del contorno de los ojos es una de las más finas y sensibles del cuerpo, lo que hace que los vasos sanguíneos subyacentes sean más visibles. Cuando la microcirculación sanguínea se ralentiza, los capilares se llenan de sangre y se dilatan, haciendo que el color se intensifique, creando un aspecto más oscuro y pronunciado.

Además, una circulación linfática deficiente impide el drenaje adecuado de los pigmentos sanguíneos que se acumulan y brillan a través de la piel del párpado.

Así que, si te has percatado de esas tonalidades azules o moradas debajo de tus ojos, estás frente a las características ojeras vasculares. Pero, ¿por qué aparecen? Vamos a descubrirlo.

Factores que las agudizan

Las pieles claras son las más propensas a este problema, ya que el tono de estas personas revela más fácilmente la pigmentación azulada.

También, es cierto que nuestras características genéticas juegan un papel primordial en su aparición, pero hay otros factores externos e internos que pueden intensificar su presencia. Estos son algunos de los más comunes:

  • Falta de sueño: Uno de los detonantes más populares. Una noche de mal sueño puede hacer que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que intensifica la coloración azul o morada bajo los ojos.
  • Alimentación y deshidratación: Una dieta alta en sal puede provocar retención de líquidos, mientras que la deshidratación puede adelgazar aún más la piel del contorno de ojos, haciendo que los vasos sanguíneos sean más visibles.
  • Consumo de alcohol y tabaco: Estos dos factores pueden llevar a una dilatación de los vasos sanguíneos y una deshidratación de la piel, empeorando la decoloración.
  • Alergias: Los síntomas de las alergias, como el picor y enrojecimiento, pueden llevarnos a frotarnos los ojos con frecuencia, lo que a su vez puede dilatar los capilares y oscurecer la zona.
  • Exposición solar excesiva: El sol puede dañar la piel, adelgazándola y provocando que los vasos sanguíneos sean más evidentes. Además, puede desencadenar la producción de melanina en esa zona, lo que puede añadir un componente pigmentario a las ojeras vasculares.
  • Cambios hormonales: Durante ciertos periodos, como el ciclo menstrual, el embarazo o la menopausia, los cambios hormonales pueden dilatar los capilares, intensificando su color.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos, especialmente aquellos que dilatan los vasos sanguíneos, pueden agudizar la aparición de ojeras vasculares.

Identificar y comprender estos factores es el primer paso para tomar medidas y reducir la apariencia de estas ojeras. A continuación, exploraremos cómo tratarlas.

Relacionado: Ojeras en hombres: hablamos de ellas

rutina contorno ojos

¿Cómo tratar las ojeras vasculares?

Combatir las ojeras vasculares requiere un enfoque específico, ya que su origen está vinculado a los vasos sanguíneos que subyacen en la delicada piel del contorno de ojos. El objetivo del tratamiento es activar la microcirculación, facilitar el drenaje de los pigmentos y reducir la congestión capilar. Estas son las formas más eficaces de conseguirlo.

1. Contornos de ojos con ingredientes vasoconstrictores

Para abordar este problema de raíz, las cremas con ingredientes vasoconstrictores emergen como una solución de vanguardia. Los ingredientes vasoconstrictores son sustancias que provocan una contracción temporal de los vasos sanguíneos. Al reducir su diámetro, disminuyen la cantidad de sangre que fluye a través de ellos y, en consecuencia, atenúan la visibilidad de las ojeras vasculares.

¿Cuáles son los más populares?

  • Rusco: Conocido por sus propiedades antiinflamatorias y vasoconstrictoras, el rusco es un ingrediente natural que puede ayudar a reducir la apariencia de las venas visibles y el enrojecimiento de la piel.
  • Hamamelis: Esta planta es famosa por su capacidad para reducir la inflamación y contraer los vasos sanguíneos, lo que la hace ideal para descongestionar.
  • Cafeína: A menudo encontrada en productos para el cuidado de la piel alrededor de los ojos, la cafeína puede ayudar a reducir la hinchazón y a contraer los vasos sanguíneos, lo que puede mejorar la apariencia de las ojeras.

Un ejemplo recomendado es el Contorno de Ojos de Nezeni Cosmetics, que potencia la circulación sanguínea en la zona del contorno de ojos y también acelerará el drenaje linfático, estimulando así la eliminación de toxinas y residuos acumulados. Esta crema combina la acción vasoconstrictora con ingredientes iluminadores, potenciadores del colágeno e hidratantes, así que cubre todas las necesidades de la zona.

Aquí tienes más opciones que te van a ayudar.

contorno ojos 40 nezeni

Para optimizar la eficacia del tratamiento y reavivar los tejidos, lo ideal es aplicarlo realizando un pequeño masaje o unos ligeros golpecitos bajo los ojos. Esto favorece su penetración y activa las funciones naturales de la piel para que la sangre circule mejor. Para obtener los mejores resultados, hay que utilizar la crema dos veces al día, por la mañana y por la noche.

La guía definitiva del contorno de ojos ¿Es realmente efectivo?

2. Tratamientos con láser

El mundo de la dermatología y la estética ha experimentado avances significativos en las últimas décadas, y uno de esos avances es el tratamiento con láser para las ojeras vasculares. Esta técnica, que utiliza luz láser de alta energía, se ha convertido en una opción popular y eficaz para muchos que desean reducir o eliminar por completo estas molestas marcas.

¿Cómo funciona? La técnica se basa en dirigir luz láser de una longitud de onda específica hacia la zona afectada. Esta luz es absorbida por la hemoglobina (presente en la sangre) en los vasos dilatados, lo que provoca un calentamiento controlado y la consiguiente coagulación y eliminación del vaso sanguíneo problemático. Con el tiempo, el cuerpo descompone y elimina esta congestión, reduciendo la apariencia de las ojeras vasculares.

Ventajas del tratamiento con láser:

  • Eficacia: Los tratamientos con láser suelen ofrecer resultados más rápidos y notables que las cremas tópicas.
  • Precisión: La tecnología láser permite tratar áreas específicas sin afectar el tejido circundante.
  • Menos invasivo: A diferencia de las cirugías, no hay incisiones, lo que reduce el tiempo de recuperación.

Cosas a considerar antes de someterse al tratamiento:

  • Consultar a un especialista: Es fundamental buscar a un dermatólogo o cirujano plástico con experiencia en tratamientos con láser para garantizar la seguridad y eficacia del procedimiento.
  • Número de sesiones: Dependiendo de la severidad de las ojeras y del tipo de láser utilizado, se pueden requerir múltiples sesiones.
  • Efectos secundarios: Aunque generalmente son leves, algunos pacientes pueden experimentar enrojecimiento, hinchazón o moretones en el área tratada. Es crucial seguir las recomendaciones post-tratamiento para minimizar estos efectos.
  • Costo: El tratamiento con láser es más costoso que los remedios tópicos, y no siempre obtienes el resultado que esperas.

3. Terapia de luz pulsada intensa (IPL)

Entre las opciones más innovadoras para abordar este problema se encuentra la Terapia de Luz Pulsada Intensa, comúnmente conocida como IPL. Esta técnica, que ha ganado popularidad en el mundo de la dermatología, es un método no invasivo que utiliza pulsos de luz para tratar diversas imperfecciones de la piel, incluidas las ojeras vasculares.

La magia detrás de IPL radica en su capacidad para emitir múltiples longitudes de onda que penetran en diferentes profundidades de la piel. Cuando la luz es absorbida por la hemoglobina en los vasos sanguíneos, se genera calor, coagulando y eventualmente eliminando esos pequeños vasos que contribuyen a las ojeras.

Una ventaja clave del IPL sobre otros tratamientos es su versatilidad. No solo es eficaz para tratar ojeras, sino también manchas solares, rosácea y otras irregularidades de pigmentación. Esto lo convierte en una excelente opción para aquellos que desean mejorar su tez en general, además de abordar específicamente las ojeras.

Es común que los pacientes sientan una ligera sensación de picazón o calor durante el tratamiento, pero en general, es bien tolerado y se considera poco doloroso. Después del procedimiento, es posible experimentar un leve enrojecimiento o hinchazón en el área tratada, pero estos síntomas suelen desaparecer rápidamente.

Como siempre, si estás considerando la Terapia de Luz Pulsada Intensa, es fundamental buscar un profesional con experiencia en IPL para asegurar los mejores resultados. Un especialista podrá evaluar la idoneidad del tratamiento para tu tipo y tono de piel y personalizar el procedimiento según tus necesidades.

4. Rellenos dérmicos

rellenos acido hialuronico

Los rellenos dérmicos han cobrado protagonismo en el universo estético gracias a su capacidad de ofrecer resultados casi inmediatos en el rejuvenecimiento facial. Cuando hablamos de ojeras vasculares, esta técnica puede ser una aliada formidable, especialmente para aquellas personas que buscan una solución rápida y duradera.

Estos tratamientos se basan en inyectar una sustancia, generalmente ácido hialurónico, en las áreas hundidas o con falta de volumen de la cara. En el contexto de las ojeras, los rellenos actúan rellenando el espacio bajo el ojo, nivelando la piel y reduciendo la apariencia de las venas subyacentes.

El resultado es una mirada más fresca y descansada.

Los beneficios: 

  1. Resultados Inmediatos: Una vez finalizada la sesión, es posible notar un cambio visible en el área tratada.
  2. Minimización del tiempo de recuperación: A diferencia de las cirugías, los rellenos dérmicos permiten regresar a las actividades diarias rápidamente.
  3. Personalización: El especialista puede ajustar la cantidad y profundidad del relleno según las necesidades del paciente.

Consideraciones a tener en cuenta:

Aunque los rellenos dérmicos son seguros y ampliamente utilizados, siempre es crucial acudir a un especialista capacitado y con experiencia. Asimismo, es importante tener en cuenta que, aunque los resultados son duraderos, no son permanentes.

La mayoría de los rellenos dérmicos duran entre 6 meses a 2 años, dependiendo del tipo de producto y la respuesta individual del paciente.

Por último, si bien los efectos secundarios son mínimos, pueden presentarse hinchazón, moretones o sensibilidad en el área tratada. Lo bueno es que estos síntomas suelen ser temporales y desaparecen en pocos días.

Más información: Todo lo que debes saber sobre los párpados secos

5. Aplicación de frío

La naturaleza nos ha brindado, desde tiempos ancestrales, remedios simples pero efectivos. Uno de estos es el uso del frío. El frío tiene un efecto vasoconstrictor. Al aplicarlo en la zona de las ojeras, logramos que los vasos se contraigan, disminuyendo su visibilidad y, por ende, el tono azulado o morado característico de las ojeras vasculares.

A la vez, el frío puede ayudar a reducir la hinchazón y dar un aspecto más fresco y descansado al contorno de los ojos.

Uno de los métodos más tradicionales y efectivos es el uso de cucharas frías. Simplemente debes colocar una cuchara en el congelador o nevera durante unos minutos y luego aplicarla suavemente sobre las ojeras. El metal retiene el frío y brinda un alivio inmediato.

Pero no solo las cucharas, cualquier objeto frío, como bolsas de gel o incluso rodajas de pepino previamente refrigeradas, puede ser útil.

Pero aquí va un consejo de experta: aunque la aplicación de frío es beneficiosa, es esencial hacerlo con precaución. Evita el contacto directo del hielo con la piel, ya que puede causar quemaduras por frío. Siempre es recomendable envolver el hielo en un pañuelo o usar herramientas diseñadas específicamente para este fin.

Un método efectivo también para revertir las bolsas de los ojos.

6. Masaje linfático

masaje linfático ojeras

El sistema linfático, una red de vasos que se extiende por todo el cuerpo, tiene una función vital: eliminar toxinas y mantener la salud de los tejidos. Cuando este sistema no funciona adecuadamente, puede dar lugar a la acumulación de líquidos y toxinas, lo que a veces se refleja en la piel debajo de los ojos.

Aquí es donde entra en juego el masaje linfático, una técnica que puede ser especialmente útil para las ojeras vasculares.

El masaje linfático para las ojeras se centra en la delicada área del contorno de los ojos. Mediante movimientos suaves, circulares y drenantes, se busca estimular la circulación y facilitar la eliminación de líquidos y toxinas acumuladas. Los resultados son ojos más descansados, una reducción de la hinchazón y una disminución en la intensidad de la decoloración.

La clave del masaje linfático es la técnica:

  1. Inicio suave: Comienza en el interior del ojo, cerca del puente de la nariz, utilizando las yemas de los dedos para hacer movimientos circulares suaves.
  2. Dirección correcta: Desplaza suavemente hacia las sienes, siguiendo la línea natural del contorno de ojos. Este movimiento ayuda a drenar el líquido hacia los ganglios linfáticos situados cerca de las orejas.
  3. Repetición: Realiza este movimiento varias veces, siempre con un toque ligero para no estirar la piel delicada del área.

Si bien puedes hacer este masaje tú mismo en casa, también existen profesionales especializados en drenaje linfático facial que pueden ofrecerte una experiencia más profunda y efectiva.

Una recomendación adicional es combinar el masaje linfático con otros tratamientos, como la aplicación de frío o cremas con ingredientes vasoconstrictores, para potenciar los beneficios y obtener resultados más rápidos y duraderos.

Sin importar cómo lo integres en tu rutina de cuidado, el masaje linfático es una técnica holística que no solo mejora la apariencia de las ojeras, sino que también promueve una sensación general de bienestar y relajación.

Te interesa: Cómo levantar los párpados caídos sin cirugía

7. Remedios Caseros

A veces, las respuestas más efectivas a los problemas estéticos vienen directamente de la madre naturaleza. Las ojeras vasculares no son una excepción. A continuación, te presento algunos remedios caseros populares que han sido utilizados por generaciones para aliviar y reducir este problema:

  • Bolsitas de Té: Las bolsitas de té, especialmente las de té verde o té negro, contienen cafeína y antioxidantes que pueden ayudar a reducir la hinchazón y la pigmentación. Simplemente sumerge dos bolsitas de té en agua caliente durante unos minutos, déjalas enfriar y colócalas sobre tus ojos cerrados durante 10-15 minutos.
  • Pepino: El pepino es conocido por sus propiedades calmantes y refrescantes. Corta unas rodajas finas y colócalas sobre los ojos. Sus antioxidantes y flavonoides pueden ayudar a reducir la irritación y la hinchazón.
  • Agua de Rosas: Conocida por sus propiedades tonificantes y rejuvenecedoras, el agua de rosas puede refrescar y tensar la piel. Sumerge un algodón en agua de rosas y aplícalo en la zona afectada.
  • Leche Fría: La leche contiene ácido láctico, que puede ayudar a suavizar y rejuvenecer el tejido. Sumerge un algodón en leche fría y colócalo sobre los ojos durante unos minutos.
  • Tomate: El jugo de tomate es rico en antioxidantes y puede ayudar a aclarar la decoloración. Mezcla el jugo de un tomate con unas gotas de jugo de limón y aplícalo en la zona bajo los ojos.

Aunque estos remedios pueden ofrecer alivio temporal y mejorar la apariencia de las ojeras, es esencial recordar que no reemplazan a los tratamientos dermatológicos ni al cuidado de la piel adecuado.

Otros problemas del contorno de ojos: Patas de gallo y arrugas, cómo mejorar su apariencia

Prevención: La clave para mantener las ojeras vasculares a raya

Mientras que los tratamientos anteriores pueden ser altamente efectivos, el dicho “mejor prevenir que curar” ciertamente tiene su mérito cuando se trata de ojeras vasculares. Implementando simples prácticas en tu rutina diaria, puedes reducir significativamente la aparición de este problema.

Estas son nuestras recomendaciones para una prevención efectiva:

  1. Duerme Bien: Asegúrate de obtener entre 7 a 8 horas de sueño ininterrumpido cada noche. La falta de descanso puede causar que los vasos sanguíneos se dilaten.
  2. Mantente Hidratado: Beber suficiente agua durante el día ayuda a mantener la piel hidratada y puede prevenir la hinchazón en el área debajo de los ojos.
  3. Dieta Equilibrada: Consumir una dieta rica en vitaminas, minerales y antioxidantes favorecerá la salud de tu piel. Alimentos ricos en vitamina K, como el brócoli y las espinacas, pueden ser particularmente beneficiosos.
  4. Evita el Consumo Excesivo de Sal: Una ingesta alta de sal puede conducir a la retención de líquidos, exacerbando la hinchazón debajo de los ojos.
  5. Protégete del Sol: Los daños causados por los rayos UV pueden debilitar la piel y los vasos sanguíneos. Siempre aplica protector solar en el rostro y usa gafas de sol cuando estés al aire libre.
  6. Limita el Consumo de Alcohol y Cafeína: Ambos pueden deshidratar el cuerpo y la piel, acentuando la apariencia de las ojeras.
  7. Mantente Activo: El ejercicio regular mejora la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a prevenir la coloración.
  8. Elevar la Cabeza al Dormir: Si tiendes a despertarte con ojos hinchados, intenta dormir con la cabeza ligeramente elevada para reducir la acumulación de líquidos en el área facial.
  9. Evita Fumar: Fumar no sólo es perjudicial para la salud general, sino que también puede afectar la calidad y apariencia de la piel, haciendo que el tono azulado o morado sea más prominente.

Siguiendo estos consejos, podrás crear un entorno propicio para mantener las ojeras vasculares lejos de tu mirada y disfrutar de una piel más saludable y rejuvenecida.

Relacionado: Todos los tratamientos que te ayudarán a corregir este problema

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: [email protected].

Descuentos por cantidad de hasta un 10%**

(**Más información sobre la oferta en condiciones generales)

Envíos Gratis* por compras superiores a 70€

(*oferta disponible sólo en Península Ibérica)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.