8 Tratamientos que Funcionan para la Flacidez Facial

tratamiento flacidez facial

La flacidez facial es una de esas realidades ineludibles que todos tenemos que enfrentar con el paso del tiempo. No es solo una cuestión de envejecimiento; factores como la genética, los cambios en el estilo de vida y las influencias ambientales también importan en este proceso.

A medida que buscamos maneras de mantener la vitalidad y juventud de nuestra piel, encontrar el mejor tratamiento de la flacidez emerge como un tema de interés creciente y relevancia en el mundo de la belleza.

Este artículo analiza las causas de la flacidez facial y explora una amplia variedad de enfoques y tratamientos, desde cosméticos hasta los avances tecnológicos más novedosos, y prácticas de estilo de vida que todos ponemos poner en práctica, ofreciendo una guía completa para quienes buscan restaurar la firmeza y rejuvenecer su apariencia facial.

Cómo y Por qué Ocurre la Flacidez Facial

La flacidez facial es un fenómeno que va más allá de la mera percepción estética; es un reflejo de complejos procesos biológicos que ocurren en las diferentes capas de nuestra piel. Comprender las causas y mecanismos detrás de la flacidez es esencial para abordarla de manera efectiva y encontrar las soluciones más adecuadas.

Por una parte tenemos las causas biológicas, las que son difíciles de controlar:

  • Pérdida de colágeno y elastina: A medida que envejecemos, la producción de colágeno y elastina, dos proteínas esenciales para la firmeza y elasticidad de la piel, disminuye de forma natural. Esta reducción debilita la estructura dérmica y se produce una pérdida de firmeza en el óvalo facial.
  • Disminución del tejido graso subcutáneo: El tejido graso que se encuentra debajo de la piel también tiende a disminuir y contraerse con la edad, lo que genera un aspecto más “caído”.
  • Pérdida de tono muscular: La disminución en el tono muscular del rostro, especialmente en áreas como las mejillas y el cuello, también puede contribuir a la apariencia de flacidez.
  • Cambios óseos: Con la edad, los cambios en la estructura ósea de la cara pueden alterar el soporte para la piel y los tejidos, algo que contribuye a esa apariencia “caída” del óvalo facial.

Pero también existen factores externos que contribuyen a esta pérdida de firmeza sobre los que sí tenemos poder de acción:

  • Exposición al sol y daño ambiental: La exposición prolongada al sol y los factores ambientales como la contaminación pueden acelerar el proceso de envejecimiento cutáneo al degradar las fibras de colágeno y elastina.
  • Estilo de vida y dieta poco saludable: Hábitos como el tabaquismo, una dieta desequilibrada y la deshidratación pueden afectar negativamente la calidad de la piel, generando flacidez.
  • Cambios de peso: Las fluctuaciones significativas de peso, sobre todo si son bruscas, pueden estirar la piel y afectar su elasticidad, lo que puede resultar en una mayor flacidez cuando se pierde peso.

Mantener todas estas causas en el punto de mira nos facilitará la tarea de encontrar el tratamiento más adecuado para la flacidez facial en cada caso particular.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la flacidez del rostro a los 40 años.

tratamiento flacidez facial

Tratamientos para la Flacidez Facial

Enfrentar este problema no siempre requiere recurrir a procedimientos quirúrgicos o intervenciones agresivas. Existen varias opciones de tratamiento no invasivas que pueden ser efectivas para mejorar la firmeza de la piel y reducir la flacidez. Quizás no ofrezcan unos resultados radicales, pero estos métodos, más suaves y con menos riesgos asociados, son una excelente alternativa para todos aquellos que buscan resultados eficaces sin enfrentarse al bisturí.

1. Cosméticos reafirmantes

Entre las opciones no invasivas para combatir la flacidez, los tratamientos tópicos como cremas y serums reafirmantes son las más populares y asequibles. Estos productos están específicamente formulados con ingredientes activos que tienen como objetivo mejorar la firmeza al potenciar la elasticidad de la piel.

Así que vamos a entender cómo funcionan y cómo utilizarlos correctamente, para potenciar significativamente su eficacia en tu rutina de cuidado de la piel.

Estos cosméticos no solo actúan en la superficie de la piel, sino que también penetran en las capas más profundas para estimular procesos biológicos que mejoran la firmeza y la elasticidad. Uno de sus mecanismos principales es la estimulación de la síntesis de colágeno y elastina, dos proteínas estructurales cruciales. Ingredientes como los retinoides y los péptidos señalizan a las células cutáneas para aumentar la producción de estas proteínas, lo que resulta en una estructura más firme.

Y para proteger todas esas fibras estructurales sanas, añaden antioxidantes como la vitamina C y E que protegen del daño de los radicales libres, que aceleran el envejecimiento.

También proporcionan una hidratación adecuada, imprescindible para mantener la piel firme y elástica. Ingredientes como el ácido hialurónico actúan como humectantes potentes, atrayendo y reteniendo la humedad en la epidermis, lo que ayuda a rellenar y da una apariencia jugosa.

La renovación celular (es decir, eliminar las células cutáneas dañadas de la superficie) también es importante. Esto no solo mejora la textura y el tono de la piel, sino que también puede potenciar la firmeza.

Ingredientes Clave en Cremas y Serums Reafirmantes

  • Retinoides: Derivados de la vitamina A, los retinoides son conocidos por su capacidad para estimular la renovación celular y aumentar la producción de colágeno, lo que resulta en una piel más firme y de aspecto más joven.
  • Péptidos: Estos pequeños fragmentos de proteínas ayudan a reparar y reconstruir la piel, aumentando la producción de colágeno y elastina, lo que puede mejorar la firmeza de la piel.
  • Ácido Hialurónico: Conocido por su capacidad para retener agua, el ácido hialurónico puede ayudar a hidratar y repulpar la piel desde dentro, aportando volumen y firmeza.
  • Antioxidantes: Ingredientes como la vitamina C, E y el ácido ferúlico protegen la piel del daño de los radicales libres y pueden estimular la producción de colágeno.
  • Alfa-hidroxiácidos: El ácido glicólico y el láctico incorporados en cremas, aceleran la eliminación de las células muertas y dañadas, dando paso a otras nuevas más firmes y claras.

Todos estos activos (y muchos más, siempre de origen natural) los encontrarás en la gama de cremas reafirmantes y antiarrugas de Nezeni. Cada una de ellas está repleta de activos reafirmantes que contribuirán a mejorar la firmeza de tu piel, potenciando la elasticidad, suavizando y remodelado el óvalo facial. Hay una para cada momento del día, rango de edad y tipo de cutis, así que estamos seguros de que hay una indicada para ti.

cremas antiarrugas

Para obtener los mejores resultados, es crucial aplicar las cremas y los serums reafirmantes de manera constante, como parte de tu rutina diaria de cuidado facial. Aplica el serum después de limpiar y tonificar tu rostro, pero antes de la crema para no anular sus beneficios. Usa técnicas de masaje suaves al aplicar estos productos para mejorar la circulación y la absorción de los ingredientes activos.

Consideraciones Importantes

  • Protección Solar: Algunos ingredientes, especialmente los retinoides, pueden hacer que la piel sea más sensible al sol, así que no olvides ponerte un protector solar de amplio espectro durante el día para evitar problemas futuros.
  • Paciencia y realismo: Aunque estos productos pueden mejorar la flacidez, los resultados no son inmediatos. Se necesita tiempo y paciencia para ver mejoras significativas.

Esta es la crema que debes probar para tratar la pérdida de firmeza y el descolgamiento facial.

2. Radiofrecuencia

Este procedimiento utiliza ondas de radiofrecuencia para calentar las capas profundas de la piel, y estimular así la producción de colágeno, mejorando la firmeza y apariencia general del rostro. La radiofrecuencia emite energía en forma de ondas de radio que penetran en la dermis, la capa media de la piel, generando un calentamiento controlado. Este calor no quema ni daña la superficie, y es bastante agradable.

Beneficios

  • Mejora de la Firmeza: Al aumentar la producción de colágeno, la radiofrecuencia puede mejorar significativamente la firmeza y la textura de la piel, dando como resultado un aspecto más joven y tonificado.
  • Reducción de la Flacidez: Es especialmente efectiva para tratar la flacidez en áreas como los pómulos, la mandíbula y el cuello.
  • Resultados Progresivos y Naturales: Los efectos de la radiofrecuencia se desarrollan con el tiempo, ya que el proceso de producción de colágeno es gradual. Esto significa que los resultados pueden parecer más naturales en comparación con los tratamientos quirúrgicos.

Una sesión de radiofrecuencia puede durar entre 30 y 90 minutos, dependiendo del área tratada. Uno de sus principales atractivos es que no requiere tiempo de recuperación, lo que permite a la persona retomar sus actividades diarias inmediatamente después del tratamiento. Pero sí serán necesarias múltiples sesiones para lograr los objetivos deseados, con efectos que pueden durar varios meses, dependiendo de cada caso.

3. Ultrasonidos

Utilizando ondas sonoras de alta frecuencia, este tratamiento penetra en las capas profundas para estimular la producción de colágeno y mejorar la firmeza. A diferencia de otros tratamientos, los ultrasonidos pueden alcanzar las capas más profundas de la piel, incluida la dermis y el tejido subcutáneo. Esto permite un tratamiento más efectivo de la flacidez desde el interior.

Las ondas de ultrasonido generan un calor suave en las capas objetivo, lo que estimula la producción de colágeno y elastina. Este proceso de neocolagénesis ayuda a reafirmar y tensar la piel desde adentro.

Beneficios

  • Mejora Visible de la Firmeza: Al estimular la producción de colágeno, los ultrasonidos pueden mejorar significativamente la firmeza y reducir la flacidez, especialmente en áreas como el cuello, el mentón y los pómulos.
  • Tratamiento Seguro y No Invasivo: Al ser un procedimiento no invasivo, no requiere cortes ni tiempo de recuperación, lo que lo convierte en una opción atractiva para quienes buscan alternativas a la cirugía.

Una sesión suele durar entre 30 y 90 minutos, y el número de sesiones necesarias variará según las necesidades individuales y la respuesta de la dermis. Aunque algunos efectos pueden ser visibles inmediatamente después del tratamiento, los resultados óptimos suelen manifestarse gradualmente en los meses siguientes a medida que se produce más colágeno.

Flacidez Facial a los 50, sus causas, prevención y tratamiento en este artículo

tratamiento comedones

4. Terapia con Microcorrientes

Utilizando corrientes eléctricas de baja intensidad, esta terapia estimula los músculos faciales, mejora la circulación y fomenta la producción de colágeno y elastina, ofreciendo una solución efectiva para mejorar la firmeza y el aspecto general de la piel.

Las microcorrientes imitan las corrientes eléctricas naturales del cuerpo, lo que ayuda a tonificar y fortalecer los músculos de la cara. Esta estimulación muscular fortalece la estructura, tonifica y estira el contorno facial. El tratamiento también aumenta la circulación sanguínea en la cara, lo que puede mejorar el color y la salud general del rostro, proporcionando un aspecto más vibrante y juvenil.

Beneficios

  • Efecto Lifting No Quirúrgico: Al tonificar los músculos de la cara, la terapia con microcorrientes puede ofrecer un efecto “lifting” sin la necesidad de cirugía, lo que es especialmente beneficioso para áreas propensas a la flacidez como los pómulos, la mandíbula y el cuello.
  • Mejora la Textura: Además de sus efectos reafirmantes, esta terapia puede mejorar la textura cutánea, haciéndola más suave y reduciendo la aparición de líneas finas.
  • Tratamiento Seguro y Cómodo: La terapia con microcorrientes es conocida por ser un tratamiento suave y relajante, sin tiempo de inactividad y con mínimos o nulos efectos secundarios.

Las sesiones suelen durar alrededor de una hora, y se recomienda un ciclo de tratamientos regulares para lograr y mantener los resultados conseguidos. Después del ciclo inicial de tratamiento, las sesiones de mantenimiento pueden ayudar a preservar y prolongar los buenos efectos.

5. Máscaras de Luz LED

Estos dispositivos utilizan luz LED de diferentes colores para penetrar en varias profundidades de la piel, ofreciendo un tratamiento no invasivo y eficaz para mejorar la firmeza y apariencia del rostro. Cada color de luz LED tiene una longitud de onda específica que penetra en diferentes niveles. Por ejemplo, la luz roja es efectiva para estimular la producción de colágeno y mejorar la firmeza y elasticidad.

La luz LED también ayuda a activar ciertos procesos celulares que son beneficiosos para la salud y apariencia de la tez. La luz roja, en particular, puede aumentar la circulación, promover la regeneración celular y mejorar la producción de colágeno.

Beneficios

  • Mejora la Firmeza y Elasticidad: La luz roja LED es conocida por sus propiedades rejuvenecedoras, ayudando a combatir la flacidez al estimular la producción de colágeno.
  • Reducción de Líneas Finas y Arrugas: Además de mejorar la firmeza, la terapia LED puede suavizar la apariencia de líneas finas y arrugas, contribuyendo a un aspecto más joven.
  • Tratamiento Seguro y No Invasivo: Las máscaras de luz LED son seguras para la mayoría de los tipos de cutis y no requieren tiempo de recuperación, lo que las hace convenientes para un uso regular.

Para obtener los mejores resultados, se recomienda utilizar la máscara de luz LED de forma regular, siguiendo las instrucciones del fabricante. Utilizarlas después de la limpieza y antes de la aplicación de serums o cremas puede mejorar la absorción y eficacia de estos productos.

Es importante seguir las indicaciones de tiempo de exposición recomendadas para evitar sobretratamiento y maximizar los beneficios. Y debes protegerte los ojos de la luz directa para evitar molestias o daños.

6. Técnicas de Masaje Facial y Ejercicios

ejercicios faciales

El masaje facial ayuda a aumentar la circulación sanguínea, lo que aporta oxígeno y nutrientes esenciales a las células de la piel, mejorando su salud y apariencia. También puede ayudar en el drenaje linfático, lo que reduce la hinchazón y las toxinas acumuladas.

Para ello, utiliza movimientos suaves pero firmes hacia arriba y hacia el exterior para estimular los músculos faciales. Usa las yemas de los dedos o herramientas de masaje facial, como rodillos de jade o gua sha, para un efecto más profundo.

Y los ejercicios faciales pueden fortalecer los músculos de la cara, lo que puede ayudar a reducir la flacidez y mejorar el contorno facial.

Incorpora ejercicios como la apertura exagerada de la boca, la pronunciación exagerada de vocales, la inflación de mejillas y su liberación controlada, y otros movimientos faciales dirigidos a áreas específicas como los ojos, mejillas y cuello.

Beneficios adicionales

  • Relajación y Reducción del Estrés: El masaje y los ejercicios faciales no solo benefician la piel, sino que también pueden ser técnicas de relajación efectivas, ayudando a reducir el estrés, que es un factor que contribuye al envejecimiento.
  • Mejora de la Absorción de Cosméticos: Estas técnicas pueden mejorar la absorción de los productos que apliques después, aumentando su efectividad.

Dedica unos minutos cada día para realizar masajes y ejercicios faciales. Pueden ser parte de tu rutina matutina o nocturna, después de la limpieza y antes de aplicar otros cosméticos. Se constante con la práctica. Al igual que con cualquier forma de ejercicio, los resultados requieren tiempo y regularidad.

7. Hilos tensores

Los hilos tensores, también conocidos como lifting con hilos o thread lifting, es una técnica mínimamente invasiva que utiliza hilos biocompatibles para levantar y reafirmar la tez caída, ofreciendo una alternativa efectiva a los procedimientos quirúrgicos más intrusivos.

Los hilos utilizados en este procedimiento están hechos de materiales seguros y biocompatibles, como el polidioxanona (PDO), que se disuelven naturalmente en el cuerpo con el tiempo. Además de proporcionar un efecto de elevación inmediato, los hilos estimulan la producción natural de colágeno, lo que mejora la firmeza y la textura con el tiempo.

El tratamiento se realiza bajo anestesia local. Los hilos se insertan debajo de la piel utilizando agujas finas o cánulas, lo que permite levantar y reposicionar el área. Los resultados pueden ser visibles inmediatamente después del tratamiento, con mejoras adicionales en la firmeza y la textura en los meses siguientes. El procedimiento generalmente lleva entre 30 y 60 minutos, dependiendo del área tratada y la cantidad de hilos utilizados.

Beneficios

  • Reducción de la Flacidez: Los hilos proporcionan un efecto de lifting instantáneo, reafirmando áreas como los pómulos, la mandíbula y el cuello.
  • Mejora de la Textura: Al estimular la producción de colágeno, ayudan a mejorar la textura y la calidad general del rostro.
  • Recuperación Relativamente Rápida: A diferencia de un lifting facial quirúrgico, el tiempo de recuperación es generalmente más corto, con menos riesgos de complicaciones.

Puede haber algo de hinchazón y moretones inmediatamente después del tratamiento, que generalmente cesa en unos pocos días. Se aconseja evitar actividades extenuantes y exposición solar excesiva durante el período de recuperación.

8. Inyecciones de relleno dérmico

rellenos acido hialuronico

Estos rellenos, compuestos principalmente de sustancias compatibles con el cuerpo, son inyectados en el cutis para restaurar el volumen perdido, suavizar arrugas y mejorar el contorno facial. Los rellenos dérmicos más comunes incluyen ácido hialurónico, hidroxiapatita de calcio y poliláctico, entre otros. Estas sustancias son conocidas por su capacidad para integrarse a la perfección con los tejidos de la piel y proporcionar resultados muy naturales.

Dado que muchos de estos rellenos están hechos de sustancias que nuestro cuerpo produce de manera natural, como el ácido hialurónico, son generalmente bien tolerados y presentan un riesgo reducido de reacciones alérgicas.

Las inyecciones de relleno dérmico son procedimientos ambulatorios que se realizan con anestesia local o tópica. La sustancia se inyecta en áreas específicas de la cara donde se ha perdido volumen o donde se desea mejorar el contorno. Los efectos son visibles casi inmediatamente después del tratamiento, aunque pueden tardar algunos días en asentarse completamente.

Beneficios

  • Restauración del Volumen: Son particularmente efectivos para reponer el volumen en áreas como las mejillas, los labios y alrededor de la boca, donde la pérdida de volumen es común con el envejecimiento.
  • Reducción de Líneas y Arrugas: Al rellenar la piel desde dentro, los rellenos dérmicos pueden suavizar las arrugas y líneas finas, dando como resultado una apariencia más juvenil.
  • Mejora del Contorno Facial: Además de tratar la flacidez, estos rellenos pueden ser utilizados para mejorar el contorno y la forma de la cara, como realzar los pómulos o definir el contorno de la mandíbula.

El tiempo de recuperación es generalmente corto, con posibles efectos secundarios leves como moretones o hinchazón temporal. Los efectos de los rellenos dérmicos pueden durar desde varios meses hasta un par de años, dependiendo del tipo de relleno utilizado y de la respuesta individual de cada persona.

La Importancia del Estilo de Vida

Además de los tratamientos y procedimientos cosméticos que hemos visto, los cambios en nuestro estilo de vida juegan un papel más importante de lo que piensas en la lucha contra la flacidez facial. Adoptar hábitos saludables puede tener un impacto notable en la calidad y apariencia de nuestro rostro, y son cambios que están al alcance de todos.

Dieta y Nutrición

  • Alimentación Rica en Antioxidantes: Consumir alimentos ricos en antioxidantes, como frutas, verduras, frutos secos y semillas, puede ayudar a proteger la tez del daño oxidativo y fomentar la salud cutánea.
  • Hidratación: Mantenerse bien hidratado es esencial para que nuestros tejidos estén elásticos. Beber suficiente agua ayuda a mantener la piel hidratada y puede mejorar su firmeza y luminosidad.

Ejercicio Regular

  • Mejora de la Circulación: El ejercicio regular mejora la circulación sanguínea, lo que aporta nutrientes y oxígeno esenciales a la tez, contribuyendo a su salud y apariencia.
  • Tonificación Muscular: Los ejercicios específicos, incluidos los ejercicios faciales, pueden ayudar a tonificar los músculos debajo de la piel, lo que puede mejorar el contorno facial y reducir la flacidez.

Protección Solar Diaria

La exposición prolongada al sol puede acelerar la degradación del colágeno y el proceso de envejecimiento. Usar protector solar con un alto factor de protección SPF es crucial para protegernos de los rayos UVA y UVB, que pueden deteriorar las proteínas estructurales.

Reducción del Estrés

El estrés crónico puede tener un efecto negativo en la dermis, favoreciendo la flacidez facial. Técnicas de reducción del estrés como la meditación, el yoga o simplemente dedicar tiempo a actividades relajantes pueden beneficiar la salud general de cutis.

Sueño de Calidad

Un sueño adecuado y reparador es vital para la regeneración dérmica. Durante el sueño, la dermis se recupera del estrés diario y los procesos de reparación y renovación se intensifican.

Evitar Hábitos Nocivos

  • No Fumar: Fumar puede acelerar el proceso de envejecimiento de la piel debido a la disminución del flujo sanguíneo y la exposición a toxinas, lo que puede aumentar la flacidez y la aparición de arrugas.
  • Limitar el Consumo de Alcohol: El alcohol puede deshidratar y afectar negativamente su calidad y elasticidad.

Estos hábitos pueden complementar eficazmente otros tratamientos para la flacidez facial, maximizando sus resultados y promoviendo una apariencia más firme y rejuvenecida.

¿Se puede Prevenir la Flacidez Facial?

La prevención de la flacidez facial es posible hasta cierto punto, aunque no se puede detener completamente debido a que es parte del proceso natural de envejecimiento. Sin embargo, hay varios pasos que se pueden tomar para minimizar su aparición y retrasar su progreso, y que tienen mucho que ver con los cambios en nuestro estilo de vida que hemos visto antes.

La protección solar diaria es crucial en la prevención del envejecimiento prematuro de la piel, al igual que llevar una alimentación saludable y rica en nutrientes que contribuyan a potenciar la firmeza. Alimentos que contienen antioxidantes, vitaminas (como la C y E) y minerales ayudan a combatir los radicales libres y promueven la reparación y regeneración celular. Además, mantener una hidratación adecuada, tanto interna como externa, asegura que la tez retenga su elasticidad y firmeza.

El ejercicio regular, incluidos los ejercicios faciales que hemos visto, puede mejorar la circulación sanguínea y fortalecer los músculos faciales. El cuidado de la piel es otro aspecto importante. Utilizar cosméticos que contengan ingredientes como retinoides, péptidos y ácido hialurónico, puede estimular la producción de colágeno y mantener la dermis firme y elástica.

Finalmente, evitar hábitos nocivos como fumar y el consumo excesivo de alcohol es fundamental.

En conclusión, la flacidez facial puede ser tratado de manera efectiva a través de una combinación de tratamientos, tanto invasivos como no invasivos, y cambios en el estilo de vida. Mientras que técnicas como la radiofrecuencia, los ultrasonidos, las inyecciones de relleno dérmico y los hilos tensores ofrecen soluciones directas y a menudo rápidas, los enfoques preventivos y de cuidado diario, como la protección solar, los cosméticos reafirmantes, y el ejercicio, juegan un papel igualmente importante en mantener la firmeza y la salud de la piel.

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: [email protected].

Descuentos por cantidad de hasta un 10%**

(**Más información sobre la oferta en condiciones generales)

Envíos Gratis* por compras superiores a 70€

(*oferta disponible sólo en Península Ibérica)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.