Todas las Claves para Tener una Piel Perfecta

como tener piel una perfecta

Tener una “piel perfecta” es una aspiración que tenemos todas las mujeres. Pero la idea de “perfección” en el mundo de la belleza puede variar significativamente de una persona a otra, influenciada por factores culturales, tendencias mediáticas y expectativas personales.

Sin embargo, más allá de la búsqueda de un ideal inalcanzable, el enfoque real y más saludable debe estar en lograr una piel bien cuidada y sana. Tener una tez “perfecta” no se trata de alcanzar un estándar impecable, sino de entender y atender las necesidades únicas que tiene, manteniéndola nutrida, protegida y en su mejor estado posible.

En este artículo, analizaremos cómo cuidar de la piel de manera efectiva, adoptando rutinas y hábitos que promuevan su salud y belleza. Desde comprender sus necesidades, hasta implementar prácticas de cuidado diario, abordaremos cómo una combinación de conocimiento, constancia y los productos adecuados puede llevar a una tez que no solo se vea bien, sino que también se sienta sana y bella.

Al final del día, una piel “perfecta” es aquella que está bien cuidada, independientemente de las imperfecciones naturales que tenga.

Entiende tu Tipo de Piel

Antes de emprender cualquier acción, es esencial que comprendas y reconozcas tu propio tipo dérmico. Este conocimiento es la base para elegir los productos adecuados y desarrollar una rutina que responda a tus necesidades específicas.

Generalmente, los tipos de piel se clasifican en cinco categorías principales: seca, grasa, mixta, normal y sensible, y estas características te ayudarán a saber cuál es la tuya.

  • Normal: Es el tipo más equilibrado, ni demasiado grasa ni demasiado seca. Aunque es menos propenso a problemas, aún requiere cuidado regular para mantener su equilibrio y prevenir problemas futuros.
  • Seca: Se caracteriza por una falta de grasa y humedad. Es propensa a la aspereza, descamación, sensación de tirantez y a veces puede lucir opaca. La dermis seca necesita productos que le proporcionen nutrición e hidratación intensa y que le ayuden a retenerlo.
  • Grasa: Tiende a producir un exceso de sebo, resultando en un brillo notorio, poros dilatados y una mayor propensión a las imperfecciones como las espinillas o el acné. Para este tipo, son preferibles los productos que regulen la producción de aceite, manteniéndola equilibrada y matificada.
  • Mixta: Quienes tienen la piel mixta experimentan características tanto de la seca como de la grasa, generalmente con la zona T (frente, nariz y barbilla) grasa y las mejillas más secas. La clave para este tipo es encontrar productos que equilibren estas áreas variadas, proporcionando hidratación donde se necesita y controlando el brillo en donde hay propensión.
  • Sensible: Reacciona fácilmente a estímulos que pueden ser perfectamente tolerados por otros tipos de piel. Puede presentar enrojecimiento, picazón, ardor y otros signos de irritación. Los productos para este tipo deben ser suaves, libres de irritantes comunes y formulados para calmar y fortalecer la función barrera cutánea.

Ahora que ya comprendes las necesidades específicas que tiene tu piel, podrás establecer una rutina de cuidado más efectiva y personalizada, lo que resulta en una apariencia más saludable y radiante.

La Rutina Básica de Cuidado Facial que Debes Seguir

rutina cuidado facial noche

Este es el primer paso para conseguir esa piel de porcelana que tanto deseas. Una rutina diaria no tiene que ser complicada o llevar mucho tiempo; de hecho, puede simplificarse en cuatro pasos esenciales: limpieza, tonificación, hidratación y protección solar.

Estos pasos forman la base de un régimen de cuidado facial efectivo y sirven para proteger, nutrir y mantener la piel en su mejor estado.

1. Limpieza

La limpieza es el primer y uno de los pasos más importantes en cualquier rutina de cuidado facial. Su propósito va más allá de simplemente eliminar la suciedad y el maquillaje; es imprescindible para mantener el buen funcionamiento de la piel, permitiendo que respire y se renueve de manera efectiva.

Esto es importante porque a lo largo del día, nuestra cara acumula un montón de impurezas, incluyendo polvo, suciedad, grasa, y residuos de maquillaje. Con una limpieza adecuada se pueden eliminar todas estas partículas, previniendo la obstrucción de los poros y los brotes de acné, imperfecciones que afean tu cutis.

Además, la limpieza prepara la epidermis y la deja más receptiva para absorber de manera profunda los productos que se aplican posteriormente, como tónicos, serums y cremas hidratantes.

Para la mayoría de los tipos de piel, especialmente para las sensibles, se recomienda el uso de limpiadores suaves y no irritantes, como la gama de Nezeni. Estos limpiadores son efectivos eliminado todo rastro de suciedad, sin despojar a la piel de sus aceites naturales.

Para las pieles grasas pueden ser adecuados limpiadores que controlen el exceso de sebo, como el Limpiador Anti-Acné; mientras que las secas pueden beneficiarse de fórmulas más hidratantes y cremosas como la Leche Limpiadora.

leche limpiadora nezeni

Hazlo siempre dos veces al día: por la mañana y por la noche. Limpiar tu rostro por la mañana ayuda a eliminar el sebo y las células muertas acumuladas durante la noche, mientras que la limpieza nocturna es crucial para eliminar las impurezas del día y preparar la dermis para la regeneración nocturna.

2. Tonificación

La tonificación es un paso a menudo subestimado en las rutinas faciales, pero juega un papel importante en la restauración del equilibrio y la preparación del cutis para los tratamientos posteriores. Después de la limpieza, un buen tónico puede hacer maravillas por tu piel. Con él conseguirás:

  • Restablecer el pH: La limpieza, especialmente con productos alcalinos, puede perturbar el equilibrio natural del pH cutáneo. Los tónicos ayudan a restaurar este equilibrio, manteniendo la tez en su estado óptimo para la defensa contra bacterias y la absorción de productos.
  • Refinar los poros: Los tónicos pueden ayudar a minimizar la apariencia de los poros, proporcionando una apariencia más suave y refinada.
  • Preparar para la hidratación: Al eliminar los últimos rastros de impurezas y afinar el cutis, los tónicos preparan el rostro para una absorción más eficaz de los hidratantes y tratamientos aplicados a continuación.

Pero es esencial elegir un tónico adecuado para tu tipo de dermis. Para las grasas, los tónicos astringentes o con control de sebo son beneficiosos, mientras que las más secas y sensibles pueden preferir tónicos hidratantes y calmantes, como el Tónico Defending Water de Nezeni.

tonico defending water nezeni

Busca tónicos que contengan ingredientes beneficiosos como antioxidantes, ácidos exfoliantes suaves (como el ácido glicólico o láctico en concentraciones bajas), y agentes hidratantes. Evita el alcohol, especialmente si tienes tez seca o sensible.

Utiliza el tónico justo después de la limpieza, tanto por la mañana como por la noche, para preparar tu piel para los siguientes pasos de tu rutina.

3. Hidratación

Independientemente del tipo de piel que tengas, la hidratación es esencial. Adecuadamente hidratada, la piel no solo luce más jugosa, y radiante, sino que también está mejor equipada para defenderse contra factores ambientales dañinos. La hidratación fortalece la barrera natural de la piel, protegiéndola contra irritantes externos, contaminantes y microorganismos.

Además, una tez bien hidratada es menos propensa a desarrollar líneas finas y arrugas, así que una crema hidratante es el primer cosmético antienvejecimiento que deberíamos usar.

Selecciona una crema hidratante que se adapte a tu tipo específico de piel. Las grasas pueden beneficiarse de hidratantes ligeros, sin aceite, y no comedogénicos, mientras que las secas pueden requerir fórmulas más ricas y emolientes.

Busca ingredientes que atraigan y retengan la humedad, como el ácido hialurónico, la glicerina, el aloe vera y la manteca de karité; junto con otros ingredientes, como los antioxidantes y las vitaminas, pueden proporcionar beneficios adicionales como protección contra los radicales libres y reparación.

La mejor manera de aplicar la crema hidratante es sobre la cara ligeramente húmeda, idealmente después de la limpieza y tonificación. Esto ayuda a sellar la humedad en la epidermis impidiendo que se escape y se produzca sequedad.

Hidratación Interna

Además de la hidratación tópica, beber suficiente agua es esencial para mantener la dermis hidratada desde dentro. Una hidratación adecuada comienza con una dieta equilibrada y una ingesta de líquidos suficiente.

Todo esto proporciona una base para que la piel funcione y se vea en su mejor momento, siendo un factor clave tanto para resolver problemas específicos, como para la prevención a largo plazo.

rutina piel mujer 40 anos

4. Protección Solar

La protección solar diaria es crucial en el cuidado de la piel, indispensable para protegerla de los efectos dañinos de la radiación solar. A pesar de los beneficios del sol, como la síntesis de vitamina D, su impacto en la piel puede ser muy negativo si no se toman las medidas de protección adecuadas.

Cómo el Sol Afecta la Piel

  • Daño por Radiación UV: Los rayos ultravioleta (UV) del sol, incluyendo UVA y UVB, penetran en la piel y causan daños a nivel celular. Los rayos UVA son responsables del envejecimiento prematuro, mientras que los rayos UVB son los principales causantes de las quemaduras solares.
  • Fotoenvejecimiento y Cáncer de Piel: La exposición prolongada y sin protección al sol acelera el proceso de envejecimiento cutáneo, conocido como fotoenvejecimiento, caracterizado por la formación de arrugas, pérdida de elasticidad y manchas de la edad. Además, aumenta significativamente el riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer de piel.

No nos cansamos de repetirlo, el uso diario de protector solar es fundamental para prevenir los signos de envejecimiento causados por el sol. También nos protege de las quemaduras, daños celulares y el riesgo incrementado de sufrir cáncer de piel. Al bloquear los rayos UV, el protector solar impide el daño y ayuda a mantener la tez bonita, y lo más importante, sana.

Es importante utilizarlo incluso en días nublados, ya que los rayos UV pueden penetrar a través de las nubes y los cristales.

Elige un protector solar con un FPS adecuado para tu tipo de cutis y nivel de exposición solar. Generalmente, se recomienda un FPS de al menos 30 para una protección efectiva, aunque nunca está de más utilizar el de 50+ como la que proporciona nuestro Protector Solar Natural, una opción de amplio espectro que protege contra ambos tipos de rayos UV (UVA y UVB).

protector solar nezeni

Para que funcione correctamente, aplícalo generosamente en todas las áreas expuestas de la piel, y no olvides zonas como el cuello, las orejas y el dorso de las manos. También debes reaplicarlo cada dos horas o después de nadar o sudar.

Esta simple rutina es el pilar fundamental para que nuestro cutis luzca bonito. Al limpiar, tonificar, hidratar y proteger el rostro todos los días, se sientan las bases para que esté radiante y saludable también a largo plazo. Pero para que funcione, debes ser constante y practicarla todos los días, sin excusas.

5. Tratamientos Cosméticos Complementarios

Además de los 4 pasos básicos que hemos mencionado, incorporar tratamientos cosméticos complementarios puede mejorar significativamente la salud y apariencia cutánea. Dos de los componentes más beneficiosos en este aspecto son los antioxidantes y el retinol.

Serums Antioxidantes

Los antioxidantes como la vitamina C, la vitamina E, o el ácido ferúlico, protegen la dermis de los daños causados por los radicales libres, moléculas inestables que provocan daños en el ADN y contribuyen al envejecimiento prematuro. Los cosméticos antioxidantes, en especial los serums concentrados como nuestro Serum Vitamina C 15% nos van a ayudar a defendernos de la contaminación, el estrés ambiental y la luz UV, que son lo que más generan radicales libres.

serum vitamina c nezeni

Además de sus propiedades protectoras, los antioxidantes pueden mejorar la luminosidad del rostro y ayudar a reducir la visibilidad de las manchas oscuras y otras desigualdades en el tono.

Retinol

Por su parte, el retinol, una forma de vitamina A, es conocido por su efectividad en la reducción de signos visibles de envejecimiento. Funciona acelerando la renovación celular y aumentando la producción de colágeno, lo que resulta en una reducción de líneas finas y arrugas, un efecto que nunca está mal.

Pero el retinol no solo combate las arrugas, sino que también mejora la textura general y el tono de la piel, haciendo que se vea más suave y uniforme.

Cómo Incorporar Estos Tratamientos

Al introducir serums antioxidantes o retinol en tu rutina, es importante hacerlo poco a poco para permitir que la tez se acostumbre. Comienza aplicando pequeñas cantidades y aumenta la frecuencia de uso con el tiempo. Dado que el retinol puede aumentar la sensibilidad de la piel al sol, se recomienda su uso únicamente por la noche, y siempre combina su uso con un protector solar de alta SPF durante el día para proteger tu piel.

Incluir serums antioxidantes y retinol en tu rutina facial puede proporcionarte beneficios significativos, desde mejorar la protección contra daños ambientales hasta reducir los signos visibles del envejecimiento. Estos tratamientos complementarios son poderosos aliados en tu camino hacia una tez perfecta.

El Cuidado del Contorno de Ojos: Una Zona Clave para la Belleza de la Piel

El contorno de ojos es una zona más fina y delicada en comparación con el resto del rostro, y por eso es la primera en presentar signos de envejecimiento, fatiga y estrés. Su cuidado adecuado puede marcar una gran diferencia en la apariencia general de todo el rostro, ayudando a mantener una mirada fresca y juvenil.

La piel alrededor de los ojos es particularmente susceptible a los daños y el envejecimiento prematuro debido a su fragilidad. Es más fina, menos capaz de retener la humedad, no tiene glándulas sebáceas, y por eso es más propensa a mostrar signos de fatiga y envejecimiento.

La aplicación regular de productos específicos para el contorno de ojos puede ayudarnos a prevenir y reducir la aparición de líneas finas, arrugas y patas de gallo, así como de bolsas y ojeras.

Es importante que elijas productos formulados específicamente para esta área. Los contornos de ojos hidratantes con ingredientes como el ácido hialurónico pueden ayudar a mantener la tez hidratada y elástica. Los que contienen ingredientes como retinol, péptidos o antioxidantes son beneficiosos para combatir los signos del envejecimiento y mejorar la firmeza cutánea. Y para aquellos preocupados por las ojeras y bolsas, buscar contornos de ojos con ingredientes vasoconstrictores, que puede ayudar a reducir la hinchazón y a iluminar la zona.

O puedes usar uno que solucione todos esos problemas: nuestro Contorno de Ojos Antiarrugas 40+.

contorno ojos 40 nezeni

Aplica el producto con suaves toques utilizando el dedo anular, que ejerce menos presión. Evita frotar o estirar la piel, ya que esto puede causar irritación o daño. Al igual que con el resto de la rutina de cuidado del rostro, la consistencia es clave. Usar el producto de manera regular, tanto por la mañana como por la noche, proporcionará los mejores resultados.

Y no olvides aplicar protector solar en esta área, ya que la piel del contorno de ojos también es susceptible al daño solar.

Con los productos y técnicas adecuadas, puedes mantener una mirada fresca, luminosa y juvenil, reflejando un aspecto más saludable y bonito.

Alimentación y Piel: Nutrición para una Tez Saludable

La relación entre la dieta y la salud de la dermis es indiscutible. Lo que comemos no solo afecta nuestra salud general, sino que también tiene un impacto directo en la apariencia y el bienestar de nuestra dermis. Una nutrición adecuada puede mejorar significativamente la calidad de nuestra tez, mientras que una dieta pobre puede generar problemas cutáneos.

La piel necesita una amplia variedad de nutrientes esenciales para mantenerse en óptimas condiciones y evitar la formación de los signos de envejecimiento prematuro. Vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos son fundamentales para la regeneración celular y la protección contra el daño ambiental.

Los Alimentos Beneficiosos para una Piel Sana

  • Frutas y Verduras: Ricas en antioxidantes, vitaminas (como la vitamina C y E) y minerales, ayudan a proteger de los daños causados por los radicales libres y promueven la luminosidad y el brillo natural.
  • Ácidos Grasos Omega-3: Presentes en alimentos como el pescado graso (salmón, caballa), semillas de chía y nueces, los omega-3 son esenciales para mantener el cutis flexible y reducir la inflamación.
  • Alimentos Ricos en Zinc: El zinc, encontrado en la carne, semillas de calabaza y legumbres, es vital para la reparación cutánea y puede ayudar a controlar la inflamación y la producción de sebo.

Los Alimentos que deberías Evitar o Reducir

  • Azúcares y Carbohidratos Refinados: Pueden causar picos en los niveles de insulina, lo que puede exacerbar condiciones como el acné y promover la inflamación y el envejecimiento prematuro.
  • Lácteos: Algunas personas encuentran que los productos lácteos, especialmente la leche, pueden contribuir a la aparición de acné y otros problemas inflamatorios.
  • Alimentos Procesados y Fritos: Estos alimentos a menudo contienen grasas no saludables y aditivos que pueden ser perjudiciales para la salud cutánea.

Incorpora una gran variedad de alimentos saludables y nutritivos para obtener todos los nutrientes que la dermis necesita. Escucha a tu cuerpo y observa cómo ciertos alimentos te afectan de manera externa. Si te sale un brote de acné, apunta lo que comiste los días anteriores y encuentra el patrón.

tratamiento flacidez facial

Hábitos Dañinos a Evitar para Preservar la Salud de la Piel

Mantener una tez saludable y radiante no depende únicamente de los productos que aplicamos encima; nuestro estilo de vida y hábitos cotidianos juegan un papel igualmente importante. Hay ciertos hábitos que pueden ser muy perjudiciales para la salud dérmica, y su identificación y modificación son imprescindibles para su apariencia.

Fumar

Fumar acelera significativamente el proceso de envejecimiento cutáneo. Esto es debido a que las sustancias químicas presentes en los cigarrillos dañan el colágeno y la elastina, contribuyendo a la aparición de arrugas y a la pérdida de firmeza.

Fumar también reduce el flujo sanguíneo a la cara, privándola de oxígeno y nutrientes esenciales, lo que resulta en un tono apagado y desigual.

Consumo Excesivo de Alcohol

El alcohol deshidrata y altera la barrera de humedad, contribuyendo a la sequedad y acentuando las líneas y arrugas. El consumo excesivo de alcohol también puede provocar inflamación y brotes de acné en algunas personas.

Falta de Sueño

La falta de sueño también afecta la salud de la piel. Durante el sueño, la dermis entra en un proceso de reparación y regeneración, así que si suprimimos este proceso luce opaca, se acentúan las bolsas bajo los ojos y se disminuye la capacidad que tiene para recuperarse del estrés ambiental diario.

Estrés

El estrés crónico puede tener un impacto negativo en nuestra apariencia. Puede exacerbar problemas como el acné, la psoriasis y el eczema, y también puede debilitar la función barrera cutánea, haciéndola más susceptible a irritaciones y sensibilidades.

El estrés eleva los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que puede aumentar la producción de grasa y contribuir a brotes de acné.

Si quieres proteger y mejorar la salud y apariencia de tu cutis, debes trabajar en la modificación de estos hábitos dañinos. Esto incluye adoptar una actitud proactiva para dejar de fumar, limitar el consumo de alcohol, asegurar un sueño adecuado y encontrar maneras efectivas de manejar el estrés.

En conclusión, conseguir una piel “perfecta” es el resultado de una combinación de prácticas de cuidado consciente, tanto externas como internas. Entender sus necesidades y adaptar tu rutina de cuidado, junto con una nutrición adecuada y la evitación de hábitos dañinos, son pasos fundamentales hacia este objetivo. Con dedicación y consistencia, cada persona puede alcanzar su versión de una piel “perfecta”, lo que significa que esté sana, nutrida y protegida.

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: [email protected].

Descuentos por cantidad de hasta un 10%**

(**Más información sobre la oferta en condiciones generales)

Envíos Gratis* por compras superiores a 70€

(*oferta disponible sólo en Península Ibérica)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.