Piel mixta: Qué es + rutina facial

piel mixta

Descubrir tu tipo de piel es, sin duda, la piedra angular del cuidado facial. Al fin y al cabo, no puedes empezar a enfocar los tratamientos específicos sin saber qué tipo de fórmulas funcionan mejor para tu cutis.

Y aunque unos pocos afortunados pueden identificar su tipo dérmico a la primera -ya sea seca, grasa o con tendencia acneica-, la mayoría de las veces no es tan obvio. Es el caso de la piel mixta.

Como su nombre sugiere, la tez mixta es más bien un tipo de cutis híbrido, y no es tan fácil de identificar.

¿Crees que tienes la piel mixta? Hemos creado una guía sobre los signos más comunes de este tipo de dermis y sobre los productos que deberías utilizar para mantenerla radiante. ¡No te la pierdas!

¿Qué es la piel mixta?

Un cutis mixto es en parte graso y en parte seco. La zona T -frente, nariz y barbilla- sería la parte grasa y las mejillas, la zona de la mandíbula y a lo largo de la línea del cabello serían la parte seca.

Así que, aunque notes zonas oleosas en la cara, eso no significa necesariamente que tengas una tez grasa común y corriente.

Más bien, la dermis grasa tiene brillos por todas partes, es algo que se nota en todo el rostro, no sólo en una zona concreta.

Por qué tienes una piel mixta

En cuanto a sus causas, hay que tener en cuenta los factores habituales en cualquier tipo de cutis: la edad, las fluctuaciones hormonales y la genética (por ejemplo, algunas personas nacen con los poros más dilatados en la zona T).

El entorno también influye, ya que el clima seco puede eliminar la hidratación de ciertas zonas, mientras que las temperaturas húmedas pueden aumentar la sudoración y la grasa en la zona T.

Una de las principales formas de agravar los problemas de la piel mixta es utilizar productos que contengan ingredientes agresivos o irritantes que, inevitablemente, resecarán algunas zonas del rostro y estimularán la producción de grasa en otras (especialmente alrededor de la nariz) que ya eran grasas.

¿A qué ingredientes agresivos o irritantes nos estamos refiriendo? Estos son algunos ejemplos:

  • Tónicos formulados con alcohol desnaturalizado o SD y mentol que sensibilizan la epidermis.
  • Exfoliantes demasiado abrasivos (si notas que rascan la piel, es una señal de alarma).
  • Jabones en barra y limpiadores que dejan la cara incómodamente tirante y seca.
  • Cualquier producto cosmético con un aroma fuerte y penetrante, ya sea de origen natural o sintético.

Cómo saber si tienes piel mixta

Aunque es uno de los tipos más comunes que hay, es probablemente la más difícil de identificar.

Si bien es cierto que tu dermis puede fluctuar en función de tu entorno y tu estilo de vida, hay algunos signos esenciales de que tienes un tipo mixto. Aquí tienes cinco formas de saberlo:

  1. Observa dónde tienes brillos: Como ya hemos dicho, las personas con piel mixta tienden a ser más grasas en la zona T y más secas en el perímetro del rostro. Si “brillas” únicamente en estas zonas delimitadas, está claro.
  2. Fíjate en el tiempo: La piel mixta tiende a notarse más en determinadas épocas del año con temperaturas más extremas, como el verano o el invierno. Notarás que ciertas zonas del rostro están más secas mientras que otras, simultáneamente, están más grasas.
  3. Haz la prueba del protector solar: Puedes saber si tienes la tez mixta simplemente poniéndote crema solar. Aplícate el producto y observa dónde brilla tu rostro: si tus mejillas absorben el protector solar pero tu frente y nariz parecen un poco grasas, es probable que tengas este cutis tan particular. De nuevo, se refiere a dónde produces más grasa, pero si te cuesta distinguirlo a cara descubierta, el protector solar puede ayudarte a notar algo de brillo.
  4. Traza un mapa de tu acné: Las personas con tez mixta tienden a ser más propensas al acné en la zona T, donde hay más producción de sebo. Por lo tanto, si te suelen aparecer espinillas alrededor de la frente, la nariz y la barbilla, es posible que tengas este tipo dérmico.
  5. Cómo está después de la limpieza: Una prueba inequívoca es comprobar el estado del cutis después de la limpieza. Si tu frente y mejillas se notan tirantes, mientras que la nariz y la barbilla brillan más, no hay duda.

Si estas premisas no se cumplen en su mayoría, pásate por este post para descubrir qué tipo de cutis es el tuyo.

¿Puede una piel mixta transformarse en normal?

Si el uso de productos incorrectos está provocando que tu tez sea seca en algunas zonas y grasa en otras, eliminarlos de tu rutina y hacer las sustituciones adecuadas te ayudará a que tu piel mixta vuelva a ser “normal”.

Por “normal” entendemos que las zonas secas se sentirán más hidratadas y suaves y las zonas grasas tendrán un aspecto menos graso. También notará que los poros dilatados vuelven a su tamaño normal.

rutina facial piel mixta
happy serene young woman with beautiful olive skin and curly hair ideal skin and brown eyes

Cómo cuidar la piel mixta: rutina facial

La clave para cuidar esta dermis es tratar simultáneamente las zonas grasas y secas.

Necesitarás productos equilibrantes que penetren en los poros y eliminen el exceso de grasa ahí donde abunda, pero no querrás nada demasiado agresivo para no resecar aún más las zonas secas. Hay que encontrar el equilibrio y combinar los ingredientes adecuados.

El tratamiento es simplemente intentar encontrar la combinación adecuada de productos para abordar sus necesidades específicas.

Dicho esto, aquí tienes algunos consejos probados para el cuidado de la tez mixta:

1. Lávate la cara con un limpiador todos los días

Empieza con un limpiador suave pero eficaz. Puede ser una espuma limpiadora cremosa o un gel limpiador. El objetivo es que elimine eficazmente las impurezas, los restos de suciedad y el maquillaje sin dejar la cara tirante, seca o grasa.

Si necesitas un poco más de limpieza, puedes utilizar primero un aceite limpiador emoliente para disolver suavemente el maquillaje y el protector solar, seguido de un limpiador hidrosoluble para eliminar todos los restos.

El lavado de cara puede ser complicado: quieres uno que limpie en profundidad y elimine el exceso de grasa sin alterar la barrera cutánea. Estos limpiadores de Nezeni hacen el trabajo, y nunca tendrás esa sensación de tirantez después del lavado.

Seguro que te interesa: Cómo limpiar la cara correctamente: la técnica perfecta para tu piel

2. Utiliza una mascarilla de arcilla

La arcilla tiene propiedades absorbentes que pueden atraer y atrapar el exceso de grasa en la epidermis y justo dentro del poro.

Esto permite eliminarla fácilmente, lo que ayuda a reducir el aspecto brillante de las zonas grasas del rostro, especialmente la frente.

Cuando se formulan con ingredientes calmantes e hidratantes, las mascarillas de arcilla pueden ayudar a combatir el exceso de sebo sin dejar de hidratar las áreas más secas.

Aplica una mascarilla facial de arcilla que absorba la grasa, como nuestra Mascarilla Facial Anti-acné, después de limpiar las zonas afectadas. Gracias a la illita -arcilla-, la niacinamida y al B-sitosterol, desobstruye los poros, contrarresta la producción excesiva de sebo y mantiene la cara hidratada y desinflamada.

mascarilla anti acne

3. Aplica un tónico

Utiliza un tónico hidratante, calmante y no irritante con una buena cantidad de ingredientes regeneradores y antioxidantes.

Un tónico bien formulado, aunque no sea específico para las pieles mixtas, puede ayudar a nutrir la tez seca y minimizar la grasa al mismo tiempo, y no resecará las zonas secas ni engrasará las oleosas. No te saltes este paso, es increíblemente beneficioso para este tipo de cutis.

Afortunadamente, atrás quedaron los días de las soluciones tonificantes altamente astringentes. El Tónico Defending Water de Nezeni purifica con suavidad, nutre y es perfecto para las pieles mixtas.

tonico efending water nezeni

4. La exfoliación suave es la clave

Independientemente de los productos que elijas -limpiadores que contengan ácidos, serums potentes, peelings, pads, etc.-, los AHA y los BHA son excelentes para añadir a la rutina de la piel mixta, especialmente si te enfrentas a algunos problemas de acné.

Somos especialmente partidarios del ácido glicólico, si tu tez puede soportarlo, ya que mejora la textura y el tono.

Si tu cutis es más sensible (sí, las pieles mixtas también pueden ser sensibles), quizá prefieras el ácido láctico, conocido por ser más suave con la dermis.

Nuestro Peeling AHA para pieles normales a grasas aúna el poder de los ácidos glicólico, azelaico, láctico y tartárico que ayudan a la piel a eliminar las células muertas, desobstruyen los poros, atenúan grasa y, al mismo tiempo, alisan suavemente la tez áspera, seca y escamosa y reavivan un brillo saludable.

peeling aha nezeni

En cualquier caso, asegúrate de no excederte con la exfoliación. El hecho de que algunas zonas de la cara produzcan demasiada grasa no significa que la piel sea ‘grasa’, por lo que hay que asegurarse de no tratar la piel mixta con productos agresivos que resequen en exceso.

5. Equilibra con ingredientes calmantes

De nuevo, depende de lo que te apetezca: algunos añaden una esencia hidratante a la mezcla, mientras que a otros les encanta aplicar un buen serum de niacinamida o ácido hialurónico.

Eso sí, asegúrate de añadir ingredientes calmantes para equilibrar la exfoliación y permitir que las partes secas de tu rostro se sientan igualmente cuidadas y mimadas.

La piel mixta tiende a estar deshidratada; por eso, aplicar productos calmantes e hidratantes es clave para mantener un cutis sano y equilibrado.

6. Busca una crema hidratante ligera

Las personas con zonas grasas pueden rehuir las cremas hidratantes, por miedo a crear más brillos. Pero, como sabemos, la tez deshidratada tiende a producir aún más grasa, por lo que añadir hidratación es clave.

Eso no significa que tengas que aplicarte una crema espesa: las fórmulas ligeras que no escatiman en hidratación son justo lo que necesitan las pieles mixtas.

Ligera e hidratante es nuestra Crema Hidratante Día 30+ para pieles normales a grasas, que contiene el activo estrella: aloe vera. Este ingrediente es perfecto porque aporta una alta hidratación y regeneración duradera, sin engrasar.

La aplicación también es importante: un ligero velo de hidratación puede mantener la piel transpirable durante el día. Luego, por la noche, puedes aplicar la misma fórmula en una capa más gruesa, ya que tu tez necesita una mayor dosis de hidratación mientras duermes.

7. Protege del daño solar

Ningún tipo de cutis está exento de la necesidad de utilizar un protector solar con un SPF 30 o superior, de amplio espectro y aplicado todos los días del año. Esta es la única medida diurna que reduce los primeros signos del envejecimiento ahora y en el futuro.

Una fórmula ligera como una pluma es el protector solar ideal para la piel mixta de todo el rostro (¡y no olvides aplicarlo en el cuello!). En Nezeni hemos formulado un Protector Solar Natural SPF50 con filtros físicos y agentes hidratantes que no engrasa y no reseca.

protector solar nezeni

¿Qué ingredientes debes buscar?

Con los productos, querrás una mezcla (¡tenía que ser así!) de exfoliantes, como los ácidos glicólico y láctico, y calmantes de la piel, como el ácido hialurónico, el aloe vera y las ceramidas.

La niacinamida también es un gran ingrediente a tener en cuenta, ya que equilibra la grasa sin dañar la barrera cutánea, por lo que regula el sebo y mejora la hidratación al mismo tiempo. En otras palabras, todo un aliado para las pieles mixtas.

Utiliza fórmulas que absorban la grasa o de acabado mate para las zonas grasas; y productos más emolientes para las zonas secas.

Para las áreas grasas, utiliza fórmulas más ligeras: productos con textura de gel, loción fina o líquido. Este tipo de texturas se distribuyen bien por capas, por lo que se pueden utilizar en todo el rostro. A continuación, sólo tendrás que añadir un aceite facial emoliente, un serum o una crema hidratante en las áreas secas, incluido el contorno de los ojos.

Consejos de maquillaje

A la hora de maquillarte, utiliza productos cremosos y sedosos en las zonas más secas y tal vez polvos fijadores en las zonas más propensas a los brillos. Por supuesto, deberás utilizar productos no comedogénicos en todas las áreas para minimizar los brotes de acné en las zonas propensas a obstruir los poros.

¿Cómo se hace esto en la práctica? Echa un vistazo a lo que sigue:

  • Colorete: Si tus mejillas tienden a descamarse, aplica un colorete en crema sobre las manzanitas para conseguir un color sutil.
  • Primer: En general, el primer es tu amigo. Puede ser útil utilizar una prebase más matificante, o incluso aplicar suavemente unos polvos ligeros sobre las partes del rostro más propensas a los brillos. En el caso de las pieles mixtas, ésa es la zona T.
  • Base de maquillaje y corrector: Para la tez, lo mejor es un producto ligero y cremoso que cubra la tez sin que parezca apelmazada. Para las zonas más grasas y propensas a los brillos, puedes incluso aplicar un poco de polvos fijadores sobre el corrector, para que se mantenga durante todo el día.
  • Iluminador: Al igual que el colorete, los iluminadores en crema o líquidos son ideales para las mejillas más secas. Bonus: Aplica también un poco de producto en los párpados para conseguir un párpado brillante.

Conclusión

La piel mixta es exactamente como suena: una combinación de zonas secas y grasas en el rostro, con más brillo en la zona T. Por eso, su cuidado es un acto de equilibrio, hay que encontrar el punto medio perfecto entre penetrar en los poros para desobstruir la grasa y calmar las zonas más secas.

Tal vez no haga falta decirlo, pero la protección solar también es imprescindible, sobre todo si incorporas ácidos a tu rutina. (Sea cual sea tu tipo de piel, una protección solar adecuada es imprescindible).

Y aunque, en última instancia, hay que probar y equivocarse para descubrir cuál es la rutina de cuidado de la piel perfecta para ti, conocer tu tipo dérmico puede ayudarte a delimitar algunos aspectos esenciales. Si crees que tu piel es mixta, considera lo anterior como tu punto de partida.

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: [email protected].

Descuentos por cantidad de hasta un 10%**

(**Más información sobre la oferta en condiciones generales)

Envíos Gratis* por compras superiores a 70€

(*oferta disponible sólo en Península Ibérica)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.