Cómo eliminar los puntos negros + los mejores consejos de prevención

eliminar puntos negros

Por muy satisfactorio que sea ver vídeos de otras personas haciéndose extracciones faciales, a nadie le gusta ver puntos negros en la cara. Por frustrantes que sean, debes saber que no estás solo: prácticamente todo el mundo tendrá puntos negros a lo largo de su vida (¡y no solo las pieles grasas!).

Y sorpresa, sorpresa: Los puntos negros no se limitan a la nariz o la frente. Al igual que otros tipos de acné, pueden aparecer en otras partes del cuerpo.

Pero antes de que empieces a estrujarte la piel (y, por favor, no lo hagas, porque eso puede empeorar una situación molesta), vamos a hablar sobre qué son los puntos negros y cómo puedes hacer que desaparezcan.

¿Qué son los puntos negros?

Por muy molestos que sean, los puntos negros son una de las muchas formas de acné. Como hemos mencionado en la introducción, aunque la cara suele ser el primer lugar en el que aparecen, también pueden aparecer en el cuello, el pecho y la espalda.

Y, al igual que los granos o las espinillas, puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en los adolescentes (ojo porque entre el 10 y el 20% de los adultos también tienen puntos negros).

Al igual que otros tipos de acné, los puntos negros están causados por la suciedad, la grasa e incluso la piel muerta que se obstruyen en los poros. Sin embargo, a diferencia de los puntos blancos, esa combinación atraviesa la piel y queda expuesta al aire, dando lugar a esa reveladora decoloración negra debida a la oxidación.

También te interesará: Comedones: guía para deshacerte de ellos

Consejos para prevenir los puntos negros

¿Lo más importante que hay que saber sobre los puntos negros? En cierto modo se pueden prevenir. Si ves que son una recurrencia constante o demasiado frecuente, es hora de renovar tu rutina de cuidado de la piel. Tu principal objetivo para la prevención es asegurarte de que tu tez está libre de suciedad, exceso de grasa y células muertas.

Aquí tienes algunos consejos para empezar:

1. Límpiate la cara con regularidad

La suciedad y la grasa son dos de las tres causas de los puntos negros. Lávate la cara con regularidad por la mañana y por la noche, ya que la piel produce grasa a lo largo del día. Y, por supuesto, asegúrate de eliminar por completo el maquillaje antes de limpiarte la cara por la noche para evitar la obstrucción de los poros.

Asegúrate de utilizar un limpiador suave que elimine la suciedad sin agredir la dermis. Estos son algunos de nuestros limpiadores favoritos.

2. No olvides exfoliarte

El otro miembro del grupo de los puntos negros es la piel muerta. Aunque no deberías exfoliarte todos los días, incorporar este paso de forma rutinaria de una a tres veces por semana puede ayudar a minimizar las posibilidades de que la piel muerta se quede atascada en los poros y se manifieste como un punto negro.

Los exfoliantes más populares son los alfahidroxiácidos (AHA) y los betahidroxiácidos (BHA).

utiliza cremas no comedogenicas para evitar los puntos negros

3. Evita las cremas hidratantes comedogénicas

Mantener la piel hidratada es esencial para mantenerla saludable y prevenir la aparición de puntos negros, así que no te olvides de este paso esencial.

Y con cremas hidratantes comedogénicas nos referimos a aquellas que contienen ingredientes susceptibles de causar obstrucción de los poros, lo contrario a lo que pretendemos.

Para ser justos, “comedogénico” es un término relativo que no está regulado porque la industria cosmética se rige esencialmente por un sistema de honor. Según un estudio de 1984 publicado en la revista Journal of American Academy of Dermatology, las concentraciones más altas utilizadas para probar ingredientes comedogénicos comunes en un laboratorio no siempre son aplicables al mundo real, ya que muchas marcas utilizan cantidades significativamente menores en sus productos.

Esto significa que un ingrediente puede no causar acné a una persona si se utiliza en cantidades más pequeñas. También significa que un producto etiquetado como no comedogénico no tenía que obtener la certificación para hacer esa afirmación.

Sin embargo, si tienes una piel propensa a la grasa, es mejor que evites las cremas hidratantes más densas, que podrían estimular la producción de grasa. Y las personas con tez seca o sensible deben evitar los productos con alcohol o ingredientes agresivos, que pueden eliminar la barrera natural de la piel.

En caso de duda, consulta la lista de ingredientes. Cuanto más arriba aparezca un ingrediente en la lista, más cantidad contiene el producto.

4. Revisa tus hábitos de vida

El acné en todas sus formas también tiene mucho que ver con la genética, pero las elecciones de estilo de vida también importan. Aunque no puedes controlar tus genes, algunos hábitos pueden aumentar tus probabilidades de desarrollar acné y puntos negros.

Por ejemplo, los expertos recomiendan beber de seis a ocho vasos de agua al día, ya que es muy beneficioso, y mantener un buen patrón de sueño y una dieta sana, para mantener la piel sana.

El sueño y el estrés pueden ser desencadenantes especialmente molestos del acné, ya que la falta de sueño y el aumento de los niveles de estrés desencadenan la producción de cortisol en el organismo. El cortisol es conocido como la hormona del estrés y hace estragos en la piel. Es famoso por su papel en la degradación del colágeno, pero también aumenta la producción de sebo. Este aumento de grasa en los poros puede provocar la aparición de puntos negros.

Una dieta rica en frutas, verduras y alimentos integrales puede ayudar a mejorar la apariencia de la piel y prevenir la aparición de puntos negros. Evita los alimentos altos en grasas y azúcares, ya que pueden contribuir al exceso de producción de sebo.

No fumes: Fumar puede contribuir a la obstrucción de los poros y la aparición de puntos negros, así como a un envejecimiento prematuro de la piel.

5. Evita tocar tu rostro

Mantén tus manos alejadas de tu rostro para evitar la transferencia de bacterias, la generación de más grasa y la obstrucción de los poros.

6. Cambia las fundas de las almohadas con regularidad

Cambiar las fundas de tus almohadas al menos una vez por semana te ayudará a evitar la acumulación de bacterias, células muertas y sebo.

Cómo eliminar los puntos negros

exfoliar piel

Los puntos negros pueden aparecer, y de hecho aparecen. Y cuando aparecen, quieres que desaparezcan para ayer. Olvídate de las tiras para los poros porque no resolverán tu problema. En su lugar, ten en cuenta estos consejos de eficacia probada en función de la gravedad de tu problema.

Para puntos negros leves:

Invertir en un exfoliante suave, pero eficaz, que se utilices de forma rutinaria puede ayudar a desterrar suavemente los puntos negros.

Por ejemplo, los alfa-hidroxiácidos y los beta-hidroxiácidos exfolian las células muertas y limpian en profundidad los poros que dan lugar a los puntos negros. Y no solo eso, ayudan a eliminar la grasa y la suciedad que obstruyen los poros sin resecar la piel y mejoran la textura general de la dermis.

Sin duda, son una gran alternativa a los exfoliantes físicos o manuales que pueden raspar y agredir el cutis.

Entre las opciones más populares se encuentran el ácido salicílico, el ácido glicólico e incluso el ácido láctico. Los mejores productos contienen varios ácidos, como nuestro Peeling Facial AHA con ácidos glicólico, azelaico, láctico y tartárico que ayudan a eliminar la piel muerta, a eliminar las imperfecciones, y a revelar un cutis resplandeciente.

peeling aha nezeni

O considera la posibilidad de incorporar una buena rutina de mascarillas -compradas en la tienda o hechas por ti mismo- para ayudar no sólo a hidratar y equilibrar la dermis, sino también a eliminar cualquier suciedad que obstruya los poros. Las mejores son las de arcilla o carbón activado, pues son especialmente efectivas para extraer impurezas y eliminar los puntos negros.

La Mascarilla Facial Anti-Acné es una opción maravillosa para absorber la grasa acumulada en los poros, disminuir la inflamación y “cerrar” el poro evitando la obstrucción.

mascarilla acne nezeni

A continuación, aplica una buena crema hidratante, ya que la piel seca puede hacer que el cuerpo produzca más grasa para compensar la falta de hidratación.

Aunque puede ser tentador, no intentes estrujar los puntos negros, ya que esto puede causar más inflamación, infección y cicatrices en la piel. En su lugar, opta por visitar a un profesional para realizar una extracción segura o recibir tratamientos de limpieza facial profunda.

Para puntos negros moderados:

Si los puntos negros son más frecuentes, es posible que quieras mejorar tu rutina de exfoliación incorporando también la exfoliación manual para una limpieza más profunda. Mientras que los exfoliantes químicos, como los peelings ácidos tópicos y los tónicos, eliminan la piel muerta sin ningún trabajo adicional por tu parte, la exfoliación manual suele centrarse en productos con textura.

Pueden ser limpiadores con textura, como el Exfoliante Físico Facial de Nezeni cuyos micro gránulos de polvo de oliva actúan con suavidad retirando las células muertas, aportando luminosidad y frescor en el rostro.

exfoliante fisico nezeni

O herramientas seguras para la piel (no herramientas de esteticista profesionales) como las esponjas de konjac o la espátula ultrasónica, que puede ayudar en la exfoliación y se basa en ondas ultrasónicas.

Ten en cuenta que no debes utilizar ninguna herramienta de limpieza sobre la piel seca, ya que puede empeorar tus problemas cutáneos. También es aconsejable no utilizar limpiadores texturizados junto con un instrumento texturizado, ya que puede resultar demasiado abrasivo. (Limítate a un solo método de exfoliación, gracias).

Ten en cuenta que si acabas de exfoliarte el cutis de forma manual, es mejor que evites utilizar un exfoliante químico durante la misma sesión de cuidado de la piel, ya que puede resultar demasiado agresivo para tu dermis. Y, por supuesto, no utilices exfoliantes todos los días.

Los tratamientos tópicos con serums o cremas a base de ácido salicílico o retinoides también pueden funcionar bien en estos casos moderados, pues estos ingredientes ayudan a desobstruir los poros y a reducir la inflamación.

Los productos que contienen ácido salicílico o retinoides pueden ser efectivos tanto para eliminar, como para prevenir los puntos negros, así que puedes continuar su uso después de solucionar el problema.

Prueba nuestra Crema Antiarrugas Noche con Retinol para favorecer la renovación celular, mejorar la elasticidad y suavidad de la piel. Además, también tiene ceramidas para mantener en buen estado la función barrera de la piel.

antiarrugas retinol nezeni

Utilízalo solo por la noche y empieza poco a poco para que tu tez se vaya acostumbrando (Consulta a un dermatólogo antes de usar por primera vez cualquier producto con retinoides, ya que pueden causar irritación en la piel si se usan incorrectamente).

Para puntos negros severos:

Si tienes problemas graves o persistentes de puntos negros generalizados, es hora de hablar con un dermatólogo. Los problemas de tu piel pueden deberse a algo más profundo que no lavarte la cara lo suficiente, usar un exfoliante inadecuado o saltarte la crema hidratante.

Un dermatólogo puede llegar al fondo de lo que molesta a tu dermis y extraerlo, recomendarte productos adaptados a tus necesidades o prescribirte tratamientos tópicos u orales para tratar los puntos negros en su origen.

Y siempre (tengas puntos negros o no) utiliza un protector solar SPF50 de amplio espectro y no comedogénico todos los días para proteger tu piel de los daños causados por los rayos UV, que pueden empeorar los problemas de la piel y aumentar la aparición de puntos negros.

Nuestra recomendación es el Protector Solar Facial Filtros Físicos 100% Natural de Nezeni que ofrece una protección eficaz y segura, sin aportar grasa ni obstruir los poros, gracias a que evita los filtros químicos y las nano partículas.

protector solar nezeni

En resumen

A todo el mundo le salen puntos negros, incluso a las personas con rutinas de cuidado de la piel de varios pasos inspiradas en la cosmética coreana. Pero dependiendo de la gravedad de tu acné, a menudo puedes mantenerlos a raya intensificando tus rutinas de limpieza y exfoliación o reexaminando los ingredientes de tus productos de belleza.

En los casos más graves, es posible que necesites la ayuda de un dermatólogo. Y, por encima de todo, nada de hurgarse ni estrujarse: ¡no te toques la cara!

Si tienes alguna duda acerca de nuestros productos o protocolos de belleza, estaremos encantadas de ayudarte a través de nuestro contacto: [email protected].

Descuentos por cantidad de hasta un 10%**

(**Más información sobre la oferta en condiciones generales)

Envíos Gratis* por compras superiores a 70€

(*oferta disponible sólo en Península Ibérica)

Para otros países consulta nuestra página de envíos.